Coronavirus: más de 25.000 vecinos ya fueron verificados gracias a los operativos municipales de control sanitario

0
94

A través de operativos de detección realizados en más de 25 barrios vulnerables de la ciudad y del trabajo en los centros de salud de todo el distrito, el Municipio de Tigre lleva relevados más de 25.000 vecinos y vecinas en busca de casos sospechosos de COVID-19.

Desde el inicio del programa a mediados de mayo, se han visitado 6.259 hogares y efectuado más de 390 hisopados a vecinos que presentaron síntomas compatibles con el virus, de los cuales 140 fueron positivos. Además, se aplicaron 812 vacunas antigripales y de calendario nacional. En cada jornada está presente el móvil sanitario municipal para la aplicación de vacunas y la realización de hisopados a casos sospechosos de COVID-19.

La tarea es realizada por agentes de las áreas de Salud y Desarrollo Social del Municipio, mediante el programa de asistencia activa, basado en tres tópicos: Salud, Género y Asistencia Social y Alimentaria.

Según datos del Ministerio de Salud bonaerense, entre el 22 y 29 de junio Tigre tuvo un aumento de casos positivos de coronavirus del 33,7%, un porcentaje muy inferior al registrado por otros municipios (que tuvieron incrementos superiores al 60% y 70%). Esa semana, la tasa de positividad en el distrito –que se obtiene del número de casos confirmados sobre el número de test realizados– alcanzó un 24,6%, también fue más baja en relación a otros distritos.

Los operativos tuvieron lugar en los barrios San Jorge y Bancalari, de Don Torcuato; Las Casitas, Don Bosco, El Progreso, El Claro, Malvinas e Irsa, de Benavídez; Volta, Sagrada Familia y Cina Cina, de Troncos del Talar; Parque Alegre, La Costilla y El Ahorcado, de Rincón de Milberg; Las Quintitas, Las Tunas y El Zorzal, de General Pacheco; El Palito, Nueva Esperanza, San Francisco, San Pablo y La Paloma, de El Talar; Parque San Lorenzo, de Ricardo Rojas y Nueva Esperanza, Astarsa y Almirante Brown, de Tigre centro.

En el transcurso de esta semana se sumaron los barrios Basualdo Chico; La Mascota, Villa Liniers, San Pablo y San José, alcanzando un total de más de 3.500 vecinos visitados y 37 hisopados realizados sobre pacientes con síntomas. Asimismo, el viernes los agentes estuvieron presentes nuevamente en el barrio Almirante Brown. La concejala Gisela Zamora y la secretaria de Desarrollo Social, Cecilia Ferreira, participaron de la iniciativa y estuvieron a disposición de los vecinos para responder sus consultas e inquietudes.

En cada procedimiento, el personal idóneo del Municipio –en colaboración con organizaciones sociales– toman la temperatura de los vecinos y se les pregunta si tienen síntomas. Especialistas en el área de Género realizan una encuesta que permite establecer el nivel de conocimiento respecto de los recursos municipales existentes en dicha temática. También se brinda información importante para saber qué hacer ante una situación de violencia.

Como parte de los métodos de prevención, el Municipio también entrega material informativo que permanece en comedores sociales de los barrios. El objetivo es generar conciencia en la comunidad para continuar respetando las medidas de higiene y el distanciamiento social en el contexto de emergencia sanitaria.

Dejar respuesta