Denunciaron a 25 policías bonaerenses por reprimir a jóvenes en Escobar

0
41

Son investigados por la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial. «Se metieron adentro de mi casa, pusieron a los chicos en posición fetal, les dieron patadas en la cabeza y les apuntaron en la cabeza”, dijo la madre de una de las víctimas.

Un policía bonaerense fue imputado y al menos otros 24 efectivos son investigados por la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial luego de ser denunciados por herir a 11 jóvenes con balas de goma tras una fiesta realizada el pasado fin de semana en una vivienda del partido bonaerense de Escobar, informaron fuentes de la fuerza.

El caso, que comenzó cerca de las 6 de la madrugada en la localidad de Loma Verde, en Escobar, es investigado por el fiscal Martín Zocca, de la UFI 1 de Delitos Complejos, de Zárate- Campana, quien ordenó el secuestro de 11 escopetas tipo Ithaca, calibre 12/70, que disparan balas de goma para establecer si fueron las utilizadas por los policías durante el hecho.

Por su parte, la dueña de la casa donde se realizó el encuentro y madre de uno de los jóvenes, identificada como Paula Palacios, aseguró a Télam que los policías ingresaron disparando a la casa y que hirieron de gravedad a al menos 11 jóvenes, uno de los cuales recibió al menos ocho disparos en la zona de la nuca y otro quedó con la visión de un ojo comprometida.

En las últimas horas, el fiscal Zocca imputó a un efectivo de la policía de Escobar, por el delito de «vejaciones», mientras que otros 24 están siendo investigados por el mismo hecho, dijeron a Télam voceros judiciales.

De acuerdo al sumario policial, todo comenzó el domingo último, cerca de las 6, cuando vecinos de las calles Los Aromos y Diamantes, de la localidad de Loma Verde, Escobar, alertaron a la policía sobre una pelea de dos jóvenes frente a una vivienda donde se desarrollaba una fiesta.

Siempre según la versión policial, los efectivos intentaron separar a los jóvenes, pero desde adentro de la vivienda comenzaron a agredirlos tirándoles piedras y otros objetos contundentes, por lo que dispararon con escopetas con postas antitimulto.

Por su parte, Palacios aseguró que los policías ingresaron directamente disparando a la casa y que hirieron de gravedad a al menos 11 jóvenes.

“Le dije a una mujer policía que por favor los llevara al hospital porque se estaban muriendo y me respondió que no se iba a hacer cargo”, denunció la dueña de casa

Palacios relató que cerca de 20 efectivos llegaron en varios patrulleros e ingresaron a la fuerza: “Se pusieron en línea frente a la casa con los chicos como un blanco”, expresó.

“Se metieron adentro de mi casa, pusieron a los chicos en posición fetal, les dieron patadas en la cabeza y les apuntaron en la cabeza”, detalló.

Palacios aseguró que uno de los jóvenes recibió al menos ocho disparos de posta de goma en la zona de la nuca, otro tiene comprometido un ojo y el resto recibió disparos en distintas partes del cuerpo.

Dejar respuesta