El PJ le bajó el pulgar al desdoblamiento electoral: «Es para perjudicar a CFK»

0
736

El presidente del PJ Bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, calificó de «miserable» un posible desdoblamiento de las elecciones en la Provincia y que tiene como finalidad perjudicar a Cristina Fernández de Kirchner.

Al respecto dijo que sería «un error» enfrentar un desdoblamiento electoral ya que le implicaría un costo económico a la Provincia y apuntó que «hay problemas infinitamente más acuciantes que ponerse a pensar en una alquimia» que le permita al gobierno «tener alguna ventaja».

«Tratar de perjudicar a un potencial candidato que nunca ha dicho que vaya a serlo, como lo es Cristina, me parece cuanto menos miserable«, dijo Menéndez en diálogo con radio Futurock.

«Tanto el gobierno como nosotros (por los intendentes) nos tenemos que preocupar por las cuestiones que son urgentes por nuestros ciudadanos», dijo Menéndez, y agregó: «Le diría a Cambiemos que no se puede estar todo el tiempo pensando en las encuestas o en ver cómo hago para tener un triunfo electoral».

Consultado por el lugar de Sergio Massa en el armado opositor a Cambiemos, dijo que se trata de una persona «muy valiosa para la política y el peronismo» y que desea que ojalá «pueda ser parte de una gran fórmula opositora a este gobierno».

«En caso de que esa meta del encuentro no logre ubicar a cada uno de los actores en el lugar más adecuado, una gran PASO es una importante manera de dirimir esas diferencias», dijo Menéndez.

Por último, planteó que, hasta el momento, el gobierno nacional «ha tenido muchas dificultades» para hacer frente a los desafíos del país e hizo referencia al debate por la seguridad a la que graficó como «un monstruo de mil cabezas» alimentado por los problemas económicos, la falta de trabajo, el narcotráfico y la ausencia del Estado.

 La posibilidad de separar las elecciones provinciales de la contienda que definirá el próximo Jefe de Estado es un hecho concreto cuyas variables se estudian minuciosamente tanto en La Plata como en la Casa Rosada; y hasta hay fechas probables para la realización.

Para los funcionarios bonaerenses que cranearon la idea, la tarea más complicada ahora es convencer a Marcos Peña y Jaime Durán Barba de que la estrategia  es “para beneficiar a Mauricio”, y no para asegurarle la continuidad en el sillón de Dardo Rocha a la actual mandataria provincial. En la Gobernación aclaran a cada rato que  “lo importante es que le sume al Presidente”.

Saben, de todos modos, que desenganchar las elecciones se leerá como un gesto de independencia de Vidal, que se cortaría sola ante la mala imagen de Macri, quien por estos días está lejos de asegurar la continuidad de Cambiemos en el poder. Esa sensación de divorcio también embarga a funcionarios nacionales. Por eso, cada vez que se habla del tema, en calle 6 aclaran: “No decimos que sea el camino pero sí podría ser una alternativa, es para que Mauricio lo estudie”.

Otra de las dificultades es encontrar argumentos sólidos y creíbles sobre por qué se plantea el desdoblamiento, sin tener que reconocer que se trata de una medida puramente electoralista y vinculada a los viejos vicios que Cambiemos prometió combatir. Desde el oficialismo, se clamó por la unificación en todo el país, para ahorrar y para no agobiar al electorado.

Por caso, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, impulsó una ley que le permitiera a la Ciudad juntar las fechas electorales con las nacionales (posibilidad vedada hasta este año). Ahora, el calvo administrador porteño está inmerso en la misma duda que su colega bonaerense y otros gobernadores de Cambiemos. Quizá 2019 no sea el mejor año para hacer los comicios porteños con los del presidente y vice.

Dejar respuesta