El «Trueno Verde» le ganó a Arg. de Quilmes y agiganta su ilusión en el reducido

0
1592

Gran partido de San Miguel por los cuartos de final del reducido de la C. El equipo de «Taty» Berardi y Fabián Zermatten realizó un trabajo perfecto para ganerle al «Mate» en la barranca quilmeña y así pasar a semifinales en donde enfrentará a Midland.

El pitazo final del último partido del torneo de primera C indicaba que San Miguel finalizaba el campeonato de la mejor manera. En su estadio y luego de un contundente 3 a 0, la fe, esperanza y la ilusión llenaron el vestuario local con el objetivo de vencer en Quilmes. Y lo que se observó en la barranca quilmeña fue precisamente un equipo con hambre. Un conjunto que, entonado por las últimas presentaciones, salió a llevarse por delante al rival.

Por eso no sorprendió que rápidamente San Miguel se pusiera en ventaja. Es que el «Trueno Verde» fue más que su rival en cada sector de la cancha. A los 5 minutos Cesar Lamanna se encargó de abrir el marcador y el golpe fue duro para Argentino de Quilmes. Tanto sufrió el impacto el equipo local que a los 10 minutos se quedó con un hombre menos por la expulsión de Leguizamón.

A partir de ese momento el Trueno Verde manejó a voluntad la pelota y los tiempos. Se aprovechó del nerviosismo del local y antes de finalizar el primer tiempo Cesar Lamanna, la figura del partido, definió de manera exquisita, de cabeza, para estirar la ventaja. Antes del segundo gol, Scarnato tuvo la chance pero su remate se fue por sobre el travesaño.

En el complemento el conjunto local salió a buscar el descuento. San Miguel le dio la pelota y eligió salir rápido de contra para liquidar el partido. La idea le salió cara al equipo de Berardi porque  Argentino de Quilmes encontró el descuento luego de un error defensivo. Sin embargo, antes de los 15 minutos del segundo tiempo, apareció nuevamente Cesar Lamanna para marcar el tercero, luego de un error del arquero local, y prácticamente sellar el pasaporte a semifinal. El segundo gol del «Mate», y segundo de Valentti en su cuenta personal, solo sirvió para la estadística. San Miguel fue mucho más que su rival y ahora espera por Midland. Primero será en Libertad y después en el complejo olímpico de Los Polvorines. El trueno agiganta su ilusión. Esa misma que lo traslada a un ascenso a primera B. Tiene con qué ilusionarse, porque, como dijo su DT: «los jugadores sienten la camiseta».

Dejar respuesta