En el día Mundial del Inodoro, AySA celebra la incorporación de 480.000 vecinas y vecinos a la red de cloacas

0
17

El día Mundial del Inodoro resalta la importancia de acceder a servicios de saneamiento gestionados de forma segura, pero para llegar a ese punto se necesita mucho trabajo, planificación y estructura. Desde el inicio de esta gestion, en el área metropolitana de Buenos Aires, AySA inició un importante plan de obras y logró incorporar a 480.000 vecinas y vecinos a la red del servicio de saneamiento.

“Creemos que con la inversión en la construcción de redes de cloaca, y de agua, estamos invirtiendo en la salud de la población y en el cuidado del medioambiente. Son obras necesarias que hacen al bienestar de la población y por eso, desde AySA, seguiremos avanzando con nuestro plan de obras para que haya un inodoro y redes de cloaca seguras en cada uno de los hogares de nuestra área de concesión”, destacó la presidenta de AySA, Malena Galmarini.

Para muchas personas, puede ser normal contar con un inodoro en casa. Sin embargo, más de la mitad de la población mundial, unos 4200 millones de personas, no disponen de este artefacto en sus viviendas o tienen sistemas de saneamiento deficientes.

Frente a esta problemática, este día tiene por objetivo crear conciencia sobre los 3600 millones de personas que viven sin acceso a un saneamiento gestionado de forma segura y es un llamado a la acción para tomar medidas frente a la crisis mundial de saneamiento y alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible: saneamiento y agua para todos de aquí a 2030.

Actualmente, AySA tienen en marcha un plan de 1.545 obras, de las cuales 645 son para expandir y mejorar el servicio de saneamiento a más de un millón de habitantes de la Ciudad de Buenos Aires y los 26 distritos del conurbano bonaerense que forman parte de su área de concesión área de concesión.

Por otro lado, así como es de suma importancia de contar con acceso a inodoros y redes de saneamiento también es necesario comprender que no hay que usar este artefacto como un lugar para deshacerse de desechos.

Se estima que a todas las plantas de depuradoras de AySA llegan por mes más de 70 toneladas (70 mil kg) de sólidos gruesos que no deberían ser tirados a la cloaca. Entre ellos, han llegado a las rejas de las plantas colchones, maderas, palos, chapas, y otro tipo de elementos que, no solo se tiran por el inodoro y rejillas, sino que son arrojados directamente a la cloaca levantando las tapas de las bocas de registro. Todos estos elementos, no sólo podrían producir daños operativos en las plantas, sino que también pueden generar desbordes cloacales en vía pública afectando a las vecinas y vecinos.

Destacando la importancia del acceso al inodoro y las cloacas, AySA continúa trabajando día a día para garantizar la accesibilidad y un servicio de calidad tan esencial para el cuidado de la salud y el medioambiente.

 

Dejar respuesta