Fernanda Raverta queda a cargo de ANSES

0
116

Tras la renuncia de Alejandro Vanoli, la ministra de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia queda al mando del organismo previsional. Es licenciada en Trabajo Social y cuenta con una amplia trayectoria en el área.

Tras la salida de Alejandro Vanoli como presidente de ANSES, el presidente de la Nación, Alberto Fernández ya le encontró reemplazante. Se trata de Fernanda Raverta, quien hasta ahora se desempeñaba como ministra de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires.

Tal como anticipó este medio, era uno de los nombres que sonaban para ocupar el lugar del extitular del Banco Central, quien fuera desplazado por el jefe de Estado en disconformidad con el pago de jubilaciones y asignaciones en medio de la pandemia.

La ANSES era uno de los lugares que había pedido el kirchnerismo tras ganar las elecciones, por lo que era de esperarse que el reemplazo de Vanoli sea alguien de la misma línea, pese que en las últimas horas habían surgido una serie de nombres del albertismo.

Raverta nació el 25 de noviembre de 1976. Está casada con Pablo Obeid, con quien tiene dos hijas. Es licenciada en Trabajo Social, recibida en la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Entre 2000 y 2010 se desempeñó en la Secretaría de Niñez, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires. Luego asumió la jefatura de la flamante UDAI Puerto Mar del Plata, que depende de la ANSES. 

Fue diputada provincial entre 2011 y 2015, año en que asumió una banca en la Cámara de Diputados de la Nación, donde compartió bloque con Axel Kicillof. 

Es hija de María Inés Raverta, integrante del movimiento Montoneros, secuestrada y
desaparecida por oficiales del Ejército Argentino en Lima (Perú), en el marco de lo que se denominó Plan Cóndor. Vivió dos años en Cuba junto a su padre, Mario Montoto, y su pareja, Adela Segarra (exdiputada K), quien se convirtió en su madre adoptiva y referente política.

Desde su entorno afirman que es una incansable trabajadora, y que llegó a la Provincia con la bendición de Cristina Kirchner.

Dejar respuesta