Festa busca «cambiar»: corrió a Cintia González de la presidencia del Concejo

0
1010
festa cambio a titular del consejo

Puso a Marcelo García, más «dialoguista». Después de un año de gobierno complicado busca evitar polémicas

Walter Festa tuvo un primer año complicado como intendente de Moreno. Por eso, para este 2017 busca calmar las aguas en su municipio y -a raíz de un escándalo local- corrió de la presidencia del Concejo Deliberante a Cintia González, una militante de La Cámpora que todos estos años ofició como su mano derecha.

La ausencia de Cintia y su hermana en esa sesión del 28 de diciembre hoy ya es leída por la oposición como el reflejo de un quiebre en La Cámpora local y un «reacomodamiento» de cara al año electoral. Explican que el intendente deberá ceder funciones a otros sectores del FPV que -aunque le responden- no eran de su riñón.

festaHasta ahora, las hermanas González no dieron signos de haber abandonado el bloque. «El mandato de Gisele se vence este año, por lo que Cintia quedaría aislada y seguro no le queda otra que permanecer dentro del FPV», vaticinaron fuentes del kirchnerismo local. En abril, con el inicio de sesiones, se conocerá su definición.

Con la salida de González también se produjo otro cambio político: el reemplazo de María Inés Isola frente a la secretaría del Concejo. La funcionaria, de carrera, se fue y su puesto ahora lo ocupa Mario Ranero, responsable de la mesa de formación política del massismo en Moreno.

El FPV tiene 12 concejales propios, por lo que cuenta con mayoría. La segunda fuerza es el massismo, que en general acompaña al oficialismo en las votaciones. Los ediles de Cambiemos están divididos. «Eran nueve, dos se fueron al massismo y quedaron siete. Después se fueron otros dos. Ahora son cinco y están divididos» explicó el macrista Aníbal Asseff y deslizó que no necesitan los votos de Cambiemos por contar con la ayuda de los renovadores, y en ese contexto se dio el guiño de poner a Ranero.

Dejar respuesta