Kicillof pidió «garantizar la energía a valores razonables»

0
29

El gobernador bonaerense habló en el acto por la firma de contratos para construir el Gasoducto Néstor Kirchner fraccionado en cinco tramos.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, reclamó este miércoles «garantizar energía a valores razonables en los hogares y la industria», y defendió la decisión «valiente» de la vicepresidenta Cristina Kirchner de expropiar YPF en 2012.

«Es importantísimo comprender que la riqueza que está en el subsuelo argentino tiene un único dueño, que es el pueblo argentino», sostuvo Kicillof.

Por eso, dijo que «lo primero que hay que hacer es garantizar energía a valores razonables en los hogares y en la industria argentina. Después sí, con los excedentes, hay que buscar mercados y exportarlos».

Consideró que «no tiene sentido que siendo productores de hidrocarburos tengamos que consumir nuestros hidrocarburos y pagarlos al precio internacional todo el tiempo, nos haría indiferente producir y tener esa riqueza que traerla de afuera».

Kicillof destacó la necesidad de tener «soberanía energética» y ponderó la «decisión valiente» de la vicepresidenta Cristina Kirchner de expropiar YPF en 2012, lo que -según señaló- le permitió al país «aumentar las reservas de gas y petróleo».

El exministro de Economía evitó hablar sobre el juicio en contra que tiene la Argentina en los tribunales de Nueva York por la estatización del 51% de las acciones de la petrolera, o de la pérdida de valor que tuvieron las acciones de la compañía desde entonces.

Kicillof habló en el acto por la firma de contratos para construir el gasoducto Néstor Kirchner fraccionado en cinco tramos.

El primero, segundo y cuarto tramo quedaron en manos de la unión transitoria de empresas (UTE) compuesta por el Grupo Techint y Sacde, de Marcelo Mindlin.

En el tercer tramo de la obra, en tanto, resultó ganadora la empresa BTU, mientras que la planta compresora Mars 100, en la cabecera del gasoducto Mercedes-Cardales, será construida por Esuco, del empresario Carlos Wagner.

Dejar respuesta