La Provincia advierte que los hospitales podrían colapsar muy pronto por los casos de COVID-19: “Trasladamos pacientes a más de 100 kilómetros”

0
52

En el Gran Buenos Aires la ocupación de camas de terapia intensiva está en 73% promedio con áreas al 85%. Gollan y Riera salieron a pedir medidas “más restrictivas” para evitar un desborde.

El sistema sanitario de la región metropolitana de Buenos Aires corre el riesgo de colapsar muy pronto si continúa este ritmo de contagios de coronavirus que obligó ya a trasladar a pacientes críticos del conurbano a hospitales ubicados a más de 100 kilómetros de distancia. Lo advirtieron este domingo dos importantes funcionarios del gobierno bonaerense.

“Ya estamos haciendo derivaciones de más de 100 kilómetros porque no tenemos posibilidades de descomprimir con hospitales vecinos (en algunas zonas del Gran Buenos Aires)”, dijo a radio La Red el directos provincial de Hospitales, Juan Riera.

El funcionario dijo que “al principio” las situaciones más complicadas se daban “en el sector norte, Escobar, San Martín y algo de la región sur como Lomas de Zamora, Almirante Brown, Quilmes y Lanús”.

“Pero ahora, cuando miras el conurbano, mis camas de terapia intensiva en promedio por regiones están en 80 a 85% y cuando la proyectás a todo el conurbano llegás al 73%. Si tenés una región al 85% no tenés posibilidades de derivaciones de cercanías”, apuntó.

Riera dijo que en la zona norte del Gran Buenos Aires se han realizado derivaciones desde Pacheco y Escobar a Baradero, ubicado a 142 kilómetros de la Capital Federal, y “ya estamos en el interior de la provincia, donde es mucho más compleja la derivación”.

En ese sentido, explicó que en esos casos “es más de una hora de viaje. Es un paciente gravemente afectado, ventilado. En ese contexto estamos hoy trabajando para operativizar todo lo que se pueda, pero mirando muy de cerca el comportamiento de los casos”, indicó.

En ese sentido, Riera pidió aplicar “más restricciones” a las anunciadas por el gobierno nacional y que comenzaron a regir el viernes. “El incremento (de contagios) es muy rápido, así que si no hay medidas más restrictivas va a ser muy difícil frenar los casos. Estamos aludiendo no solo a la responsabilidad individual y colectiva, sino a que haya más restricciones porque si no el sistema de salud no va a poder dar respuesta no solo en términos de ocupación de camas, sino en operatividad del sistema: guardias, laboratorios, camas de cuidados intermedios”, advirtió.

Dejar respuesta