La Provincia declara la Emergencia Social, Económica, Productiva y Energética

0
87

Encabezados por la vicegobernadora, Verónica Magario, y el Jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, el gobierno de la provincia de Buenos Aires mandó un proyecto a la Legislatura para que se declare el estado de emergencia social, económica, productiva y energética. Asimismo buscará extender por dos años más las emergencias ya existentes. También busca prorrogar el Presupuesto 2019 para seguir trabajando en medio de la situación de emergencia.

El gobierno de Axel Kicillof envió a la Legislatura un proyecto de ley para que se declare el estado de Emergencia Social, Económica, Productiva y Energética.

El anuncio fue realizado por el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, y estuvieron presentes la vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires, Verónica Magario. Además estuvo presente el presidente de la Cámara de Diputados provincial Federico Otermín.

También se declara el estado de emergencia para la prestación de servicios y la ejecución de contratos a cargo del sector publico provincial. De aprobarse estará en vigencia para los tres poderes y para todas sus dependencias.

Se ratifican las emergencias actualmente existentes Emergencia en Seguridad Pública, Política y Salud Penitenciaria; Emergencia en materia de Infraestructura, Hábitat, Vivienda y Servicios públicos; y la Emergencia Administrativa y Tecnológica.

Esas siete emergencias se nuclearán en un marco normativo único con los mismos plazos de duración, de dos años, y podrán ser prorrogados por dos años más.

El ministro de Hacienda y Finanzas Pablo López, anunció también se solicitará la prorroga del Presupuesto 2019 y trabajarán para poder realizar en los próximos tres o cuatro meses tener un presupuesto para el año que viene.

«Necesitamos herramientas para gestionar las emergencias declaradas» apuntó López.

El ministro López sostuvo que la situación financiera de la Provincia es “compleja y muy delicada”. Y justificó la declaración de la emergencia diciendo que “necesitamos herramientas para poder hacer frente a la situación de emergencia”.

“Vamos a trabajar para el presupuesto 2020 con el objetivo de contar con él entrado el año, en 3 o 4 meses, pero mientras tanto necesitamos herramientas para poder gestionar” dijo el titular de la cartera de Hacienda. Además hizo referencia a contar con herramientas para gestionar la deuda pública.

“La deuda en moneda extranjera pesa más que lo que pesaba antes. Eso tiene implicancias severas: no sólo que la provincia necesita obtener dólares para hacer frente a los compromisos, sino que cada movimiento del tipo de cambio obliga a la provincia a destinar mas recursos al pago de la deuda y menos para cumplir con otras obligaciones”, describió Pablo López sobre el endeudamiento que afronta el distrito.

Al comienzo de la exposición, tomó la palabra Verónica Magario quien remarcó que el gobierno «debemos darle soluciones a la gente».

Anunció la creación de una comisión bicameral de seguimiento de todas las emergencias y que «no debe quedar cerrado sólo a los diputados y senadores» sino que abrirse a la comunidad con la participación de instituciones (gubernamentales, barriales, organizaciones de tipo que representen a la comunidad).  «Esto va a garantizar que esas las emergencias lleguen adonde tienen que llegar» apuntó la vicemandataria provincial.

Posteriormente, el Jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Bianco, sostuvo que la declaración de las cuatro emergencias (Social, Económica, Productiva y Energética) que se suman a las tres previas (Emergencia en Seguridad Pública, Política y Salud Penitenciaria; Emergencia en materia de Infraestructura, Hábitat, Vivienda y Servicios públicos; y la Emergencia Administrativa y Tecnológica) «no es un capricho».

«Vamos a presentar un proyecto para declarar una emergencia social y eso tiene que ver con los problemas que tiene la Provincia y los bonaerenses en materia de desocupación, hambre, pobreza, salud y educación» aclaró Bianco.

Bianco hizo referencia a los dimes y diretes sobre el estado de deuda en la Provincia.
“Hubo una controversia sobre el dinero que quedó en la caja provincial” dijo.

El funcionario dijo que desde la gestión Vidal dijeron que habría quedado unos 25.000 millones, luego dijeron 33.000 millones y aclaró que lo hay en las arcas “no alcanza para hacer frente a los pagos de 40.000 millones”

Además dijo que en la Provincia hay una deuda flotante de 50.000 millones de pesos. “Es una suma muy importante de recursos que necesitamos” para afrontar las obligaciones.

Dejar respuesta