Los aportes truchos vuelven a ser un problema para Cambiemos tras un fallo de la Cámara Electoral

0
1229

La auditoría interna realizada por los peritos de la Cámara Nacional Electoral aconsejó a la Justicia que no apruebe la rendición de cuentas de la campaña electoral de Cambiemos en los comicios de medio término de 2017. Se determinó que más de un centenar de aportantes son beneficiarios de planes sociales del Ministerio de Desarrollo Social y de la Anses.

La denuncia por aportes truchos en la campaña electoral vuelve a ser un problema para el gobierno de María Eugenia Vidal. Es que, después de un impasse en las denuncias y mientras parecía que todo llegaba a su fin, un fallo de la Cámara Nacional Electoral volvió a poner la mirada en las maniobras irregulares del oficialismo para financiar su campaña electoral con dinero sospechoso.

En definitiva, la auditoría interna realizada por peritos de la Cámara Nacional Electoral aconsejó al juez federal Adolfo Ziulu no aprobar la rendición de cuentas de la campaña de las elecciones primarias del año pasado.

El fallo elevado al juez Ziulu sostiene que «No resulta posible aconsejar la aprobación del informe final del art. 37 de la ley 26.571 de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, PASO, categoría diputados nacionales, celebradas el 13/8/2017, presentado por la Alianza Cambiemos Buenos Aires, del distrito Buenos Aires, hasta tanto sean subsanadas las observaciones».

Entre las observaciones, tal como desnudó la investigación periodística de El Destape, se confirmó legalmente que más de un centenar de aportantes a la campaña del oficialismo son beneficiarios de planes sociales del Ministerio de Desarrollo Social y de la Anses.

«Cabe señalar que tratándose de personas que reciben algún tipo de beneficio social por parte del Estado nacional o están inscriptas en el monotributo social en el que podrían ser beneficiarias de tales programas, resulta llamativo, aun siendo individualmente de poca cuantía, que realicen aportes a una agrupación política», señala el texto elevado a la Justicia federal y que pone a Cambiemos en la mira.

Asimismo, refuerza que la mayoría de los aportantes que son beneficiarios sociales “rechazan haber realizado el aporte informado” por Cambiemos.

Atento a los exámenes periciales, el juez Ziulu citó a declarar a más de una decena de testigos. Además, libró un exhorto para que el juzgado federal con competencia electoral de la ciudad de Buenos Aires cite a unas 25 personas. Un pedido similar realizó a los juzgados federales de Morón, San Isidro, San Martín y Mar del Plata.

Como si los aportes de personas vulnerables no fuera poco, la auditoría de la Cámara Electoral advirtió otras irregularidades, como aportes efectuados por empresas o entidades prohibidos por la ley. Empleados, socios o directivos de centrales de la costa atlántica, Autopistas Urbanas SA y Petrolera El Trébol SA fueron algunos de los aportantes.

«Existen casos de personas físicas y jurídicas relacionadas entre sí en la misma entidad, situación que permite inferir con cierto grado de certeza que se trata que se trata de aportes indirectos efectuados por las empresas o entidades, prohibidos por la legislación vigente», dice el informe del perito oficial.

Los aportes observados corresponden a personas que individualmente cedieron desde 5000 hasta 135.000 pesos. Llamó la atención que los aportes de personas que pertenecen a una misma empresa se repiten en el monto: es decir que varios de los socios, directivos, presidentes de las empresas citadas aportaron exactamente la misma suma a la campaña electoral de Cambiemos.

Por caso: cuatro empleados de la empresa Murata SA. Aportaron exactamente $8250 cada uno, según consignó La Nación. Una situación similar se registró entre dos socios, presidente y vicepresidente de la empresa Marítima Heinlein. Todos aportaron de manera individual $8250. Una situación similar se observó en la empresa Sinteplast: dos de los socios, el vicepresidente y el presidente, aportaron en forma individual $135.000.

De esa manera, Cambiemos y la gobernadora María Eugenia Vidal vuelven al centro de la escena en el conflicto por los aportes truchos en la campaña electoral. Ahora, el fallo negativo para el oficialismo es de la Cámara Nacional Electoral.

Fuente: La Tecla

Dejar respuesta