Números que preocupan al Gobierno

0
1422

Una encuesta nacional realizada entre el 1 y 5 de octubre dio una foto definitivamente novedosa: si las elecciones fueran hoy, Cristina Fernández de Kirchner sacaría 38%, Mauricio Macri 32%, Sergio Massa 11% y Nicolás del Caño 4%. Solo quedan 15% de consultados que contestaron que no saben o no contestan a quién votarían, exhibiendo un bajísimo porcentaje de indecisos cuando falta un año para las elecciones, como si el electorado estuviera apurado en tomar posición.

Pero si se analiza la película, la foto es inquietante. Sucede que siempre se supo que CFK tenía un piso alto pero también un techo bajo, es decir, un porcentaje demasiado alto de personas que «jamás la votarían», en general, superando el 50%. La novedad es que ese techo empezó a ceder y un porcentaje significativo de encuestados que hasta julio no estaban dispuestos a votarla, empiezan a decir que sí la votarían. Además, desde agosto ese porcentaje viene creciendo mes a mes.

El otro dato es que, a pesar de la crisis, Mauricio Macri sostiene un voto absolutamente consolidado, que no se inmuta ante la inflación, la devaluación, el aumento de las tarifas. Su imagen ronda el 40%, un porcentaje que no se condice con la crisis fenomenal que se vive en los hogares argentinos, lo que demuestra que el Presidente representa fielmente los valores de un electorado que le sigue creyendo.

La ruptura está entre quienes no tienen a Macri como primer opción. Por ejemplo, entre los que votan a Massa, sectores bajos del conurbano que mayoritariamente reciben ayuda social del Estado, solía había una preferencia por Cambiemos como segunda opción, de 3 a 1 en relación a Cristina. Sin embargo, hoy esa relación se dio vuelta a la inversa. Solo 1 estaría votando por Macri como segunda opción y 3 por Cristina. Si la candidata fuera María Eugenia Vidal, la segunda opción se dividiría en partes iguales con CFK.

La imagen positiva  de la gestión de Gobierno cayó 3 puntos en relación al mes anterior, está en 32.5 %, consolidando una caída que empezó claramente en abril. Por el contrario, el rechazo a la gestión nacional llega a 65%.

El estudio lo realizó la consultora TresPuntoZero, que trabaja para candidatos oficialistas. En diálogo con Infobae, Julián Libonatti, director de estudios cuantitativos de la consultora, dijo que «ante la caída del rechazo a votar a Cristina, ese mantra de personas que no estaban a dispuestas a votarla bajo ningún concepto que se mantuvo inalterado desde el 2015, también se traslada a su imagen, que viene creciendo en los últimos meses». A tal punto que «en perspectiva, actualmente hay una situación de empate electoral, con dos grandes polos de sentido y valores, con poco espacio con otras opciones».

Según Libonatti, «Macri le habla muy bien a su electorado, tiene un vínculo muy firme, pero está perdiendo alguna fracción del voto massista del conurbano, que en la foto de hoy se está yendo con Cristina».  Agregó que «hay un 20% del electorado en el conurbano que todavía lo sigue votando con gran firmeza, pero le está costando defender al Presidente en las conversaciones con sus amigos o en el barrio: en los grupos focales que hicimos hasta lo hacen responsable de haber llevado a Macri al poder y tengo muy claro un caso de una persona que le echó la culpa a un votante de Cambiemos porque ya no tiene posibilidad de comprar una Coca Cola».

Fuente: Infobae

Dejar respuesta