Paritarias docentes: no hubo acuerdo pero seguirán negociando

0
890

Para los trabajadores, la oferta debe contemplar lo perdido en 2018, cuando el Gobierno pagó un aumento de 32 por ciento y finalmente la inflación fue de 47,6 por ciento. Volverán a juntarse antes del 6 de marzo.

El gobierno bonaerense ofreció  a los gremios docentes un aumento salarial atado a la inflación, con una cláusula gatillo de aplicación mensual hasta marzo y trimestral (julio, septiembre y diciembre) a partir del cuarto mes del año; y los gremios la analizarán, aunque exigen que además se incluya una mejora por 2018.

La propuesta fue presentada esta tarde en el marco de la primera reunión paritaria salarial que se desarrolló en la sede que el ministerio de Economía tiene en La Plata, y que estuvo interrumpida por más de dos horas luego de un cruce entre sindicalistas y funcionarios.

Si bien la propuesta fue rechazada por los gremios, habrá una nueva reunión en los próximos días.

“La propuesta no se puede aceptar porque falta la recuperación del poder adquisitivo del año pasado cuanto tuvimos un aumento del 32% y la inflación fue del 47%”, explicó el titular del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel.

El sindicalista aseguró: “No entendemos por qué el conflicto del año pasado (no hubo cláusula gatillo) porque si la propuesta era la de este año no debería haber habido conflicto” y detalló que la propuesta de hoy “es la mitad porque debemos discutir lo perdido en el 2018”.

En la misma postura se mostró la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini quien aseguró: “Dejamos planteado que la propuesta del 2019 tiene que incluir el recupero de lo perdido en el 2018” y adelantó que en los próximos días volverán a reunirse con el gobierno.

La propuesta de actualización por inflación la hizo el ministro de Economía provincial, Hernán Lacunza en la primer reunión paritaria del año que se inició con gritos, insultos y un fuerte cruce de funcionarios con representantes de la Unión Docentes de la provincia (UDOCBA) que obligó a pasar a un cuarto intermedio de dos horas.

Lacunza ofreció actualizar los salarios automáticamente de acuerdo al índice de inflación del INDEC, en forma mensual los primeros tres meses y luego con ajustes en junio, septiembre y diciembre.

El ministro detalló que la inflación prevista para el año próximo por el gobierno nacional es del 23% y aclaró que en los primeros tres meses se ajustarán los salarios en forma mensual “porque van a ser los de inflación más elevada por la inercia del año pasado”.

Lacunza aclaró que el año pasado no se hizo una oferta con cláusula gatillo “porque la provincia no tenía los recursos” y aseguró que “no especulamos, ofrecemos lo máximo que podemos cumplir y el año pasado fue difícil para todos los argentinos y ofrecimos lo que estábamos seguro que podíamos pagar”.

El titular de la cartera de Economía dijo entender el planteo de los gremios de recuperar lo perdido el año pasado por inflación “pero no coincidimos en la magnitud, porque la provincia pagó presentismo o el bono de fin de año que son ingresos que fueron al trabajador”.

Pese a ello, precisó que “vamos a conversar de ese tema en la próxima reunión “porque nuestra obligación y misión es agotar todos los caminos para llegar a un acuerdo que garantice el inicio de clases el 6 de marzo”.

Tras el encuentro, el ministro de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, aseguró: «Pretendimos que fuera una reunión paritaria pero empezó de forma no muy convencional. Uno de los líderes gremiales empezó a los gritos demandando que se televisara la reunión paritaria, algo que no está en las normativas; insultó al ministro de Economía y a mi persona y no dejó comenzar a dialogar».

«El ministro de Economía quiso empezar a hacer la propuesta, pero este señor seguía a los gritos». Se hizo difícil. Por suerte tuvimos un cuarto intermedio de casi una hora para que cada una de las partes se tranquilizara y luego retomamos el diálogo», añadió.

«Nuestra oferta es para todo el año e incluye adecuación automática, para garantizar el sostenimiento del poder adquisitivo y también para dar tranquilidad a los docentes. Esto fue rechazado por los gremios, por lo que volveremos a reunirnos en unos días, esperamos que con más voluntad de ellos para el diálogo y el acuerdo», sentenció el funcionario.

A raíz del episodio, el sindicalista Miguel Díaz, titular de UDOCBA, dijo: «No me consta que ningún dirigente haya dicho que está en contra de mi posición respecto a la difusión de la reunión. No me arrepiento de haber querido filmar la reunión paritaria; las cosas que son públicas deben publicarse. El gobierno no nos da el acta de las reuniones».

Dejar respuesta