Se agudiza la crisis laboral: suspensiones y cierres complican en la primera parte del 2019

0
34

A la suspensión de 5000 empleados por parte de Toyota, se suma la preocupación de los más de 11.000 puestos en riesgo por la crisis en OCA. La ola de despidos también está presente en el interior bonaerense.

Toyota anunció que suspenderá a 5.000 empleados debido a la situación económica, un anuncio que generó alarma. Y, por otro lado, la Justicia decretó la quiebra de la empresa postal OCA y puso en riesgo la continuidad de 11.523 puestos de trabajo.

El anuncio de Toyota representa un duro golpe para el Gobierno, que, afectado por la situación económica, batalla por enderezar su rumbo camino a octubre. Toyota era la única empresa que hasta ahora había podido sortear la crisis. Sin embargo, ya les comunicó a sus empleados que cada 30 días evaluará su situación conforme al mercado. Sin embargo, más despidos se conocieron este lunes y agravan la situación.

A esa situación, se suma la crisis que vive la empresa postal OCA. La Justicia Civil y Comercial de Lomas de Zamora decretó la quiebra por una deuda de $7.000 millones con el Estado, aunque pidió asegurar las fuentes laborales.

En el medio, un grupo de trabajadores difundió por redes sociales este lunes un pedido al presidente Mauricio Macri. 

“Señor Presidente, nos amedrenta la realidad de una quiebra con continuidad y el peligro de las 11.523 fuentes laborales directas e indirectas”, señalaron en el escrito. Los trabajadores remarcaron que la empresa “es viable” y dijeron que desde 2015 ha sufrido “vaciamientos sistemáticos”.

“Somos 40.530 habitantes del suelo argentino que entraríamos en una situación desesperante ante una quiebra con continuidad del correo privado más grande del país y pasaríamos automáticamente a engrosar el sistema de salud pública del Estado, producto de la falta de aportes durante este proceso”, ahondaron.

La angustia también se vive en el interior de la provincia de Buenos Aires. La fábrica de calzado deportivo, Tecnosport, ubicada en Villa Flandria, partido de Luján, anunció este lunes su cierre definitivo. La firma, subsidiaria de la empresa Nike informó, en consecuencia, el despido de sus 120 trabajadores.

No se trata de la primera medida. Tecnosport había despedido el año pasado a 200 empleados. Ahora, firmó los despidos de los 120 que quedaba operando la fábrica. Al ingresar a la planta, los trabajadores se encontraron con un comunicado. Se les dijo que bajará las persianas por la inestabilidad económica.

Por otro lado, en Bahía Blanca, registra problemas la casa de venta de electrodomésticos Lucaioli. Fue la Asociación Empleados de Comercio de aquella ciudad la que salió a exponer el cuadro “crítico” que vive la firma allí y aseguró que podría cerrar en los próximos días. La drástica decisión afectaría a los 130 empleados en aquel distrito.

Con más de 50 años, Lucaioli es una empresa que tiene presencia en La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Su sede central está en Bahía Blanca. En total, suma unos 480 empleados.

El titular del sindicato Miguel Aolita, consignó que la empresa tiene “retiros voluntarios atrasados” y los salarios también. Remarcó que “la situación es muy crítica y que el futuro es negro”. “Acá hay que recordar que la empresa dijo en su momento que echando una tanda de trabajadores se iba a solucionar. Después fue otra tanda y ahora termina siendo la crónica de una muerte anunciada, lamentablemente”, explicó a La Nueva.

En 2018, cerró  en Chivilcoy la empresa de calzado Paquetá, de capitales brasileños. Dejó más de 700 trabajadores en la calle. En Coronel Suárez ocurrió una situación similar con al empresa textil Dass. Azul, con los 250 despidos en Fabricaciones Militares, representó otro caso paradigmático.

Sector automotriz

La pick up Hilux, fabricada en la planta que Toyota tiene en Zárate, es la que está primera en el mercado. Sin embargo, ya se nota el descenso de ventas.
El sector automotriz atraviesa un panorama sombrío. La caída de las ventas llegó al 54,5% anual en marzo y registró su peor trimestre en trece años. El dato pertenece a la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA).

“Perdimos 8 mil puestos de trabajo en lo que va del año y hay otros 13.000 en riesgo”, afirmó Ricardo Pignanelli, titular del sindicado SMATA, a la AM 750.
Pero Toyota es apenas un fragmento de la situación realidad. El equipo Lincoln Sport Group, que estaba participando del Top Race, anunció su retiro del automovilismo por dificultades económicas. Anunció que cerrará su taller, luego que procurara sostener la estructura, pese a los problemas en el país.

Dejar respuesta