Se fortalecen las historias de vida de pacientes y el Hospital Oncológico paceño

0
1102

A medida que pasa el tiempo, crecen los pacientes que encuentran en el centro de salud una posibilidad de mejorar la calidad de vida. Cristina, Andrea y Mario, son vecinos de José C. Paz que encontraron en el Hospital Oncológico el tratamiento y contención necesaria.

«Queremos revolucionar la salud de José C. Paz» dijo en su momento el intendente Mario Ishii. Y lo hizo. Claramente el municipio paceño cambió su presente en materia de salud. Tal es así, que se convirtió en referente en la región. Cada uno de los 8 nuevos hospitales brindan a los vecinos del distrito, e incluso  aquellos que no lo son, una atención acorde.

El Hospital Oncológico de José C. Paz recibe a pacientes que inician duros tratamientos para mejorar la calidad de vida. El caso de Cristina es uno de ellos. «Quiero agradecer la atención y contención recibida por parte de la directora y profesionales médicos. Para mi y mi familia es un momento duro. No es sencillo enfrentar esta enfermedad. Hay que tener un espíritu fuerte y estar preparado para todo. Pero cuando existe un hospital como este en José C Paz todo es más sencillo», dijo esta mujer en el inicio de quimioterapia.

El caso de Mario es similar. Su presente lo llevó a comenzar el mismo tratamiento que otras tanta personas que visitan el centro de salud. «Mi historia tiene que ver con la esperanza. Así de fácil. Cuando me diagnosticaron y me anunciaron el problema de salud fue un golpe terrible. Ahí empiezan las dudas, las preguntas. Adonde voy o cuanto me saldrá hacer el tratamiento. Me dijeron que en este hospital encontraría el apoyo necesario y así fue. Los médicos, su directora, la contención que me dieron, son realmente importantes. Solamente gracias. A ellos pero fundamentalmente a Mario ishii».

Andrea tiene un claro objetivo: mejorar su calidad de vida. Y comenzó a transitar ese camino en el Hospital Oncológico. «Sin dudas, nunca imaginé que en José C Paz tendríamos un lugar como este. Con la calidad de profesionales o el equipamiento de primer nivel que ofrece. Cuando tomé idea del tratamiento a seguir pensé que tenía que viajar a Capital todas las semanas. Eso significaba en mi cabeza que tendría que enfrentar la burocracia para iniciar la quimioterapia y además el gasto económico. Hoy puedo decir que inicié el tratamiento de manera gratuita y con el apoyo médico necesario. Gracias, gracias, gracias, son las palabras que tengo para las autoridades del hospital y el intendente».

Dejar respuesta