Vacaciones top vs. gasoleras: cuánto sale dormir, comer y divertirse en la costa bonaerense

0
119

Según el revelamiento de Diputados Bonaerenses, hay opciones variadas de acuerdo a cada bolsillo.

Planificar las vacaciones puede ser un dolor de cabeza para muchos y más en medio de una pandemia que golpeó tanto a la salud como a la economía de las familias bonaerenses. Aun así algunos pueden usar los ahorros para regalarse un descanso a la vera del mar después de un año tan complicado.

Diputados Bonaerenses realizó un relevamiento de los precios de alojamiento, gastronomía y actividades recreativas en el Partido de La Costa, para poner en números cuánto cuestan unas vacaciones “top” y cuánto unas más “gasoleras” este 2021. Quizás algún lector, aproveche para sacarle punta al lápiz.

Cabe recordar que, según los datos del Ministerio de Producción de la Provincia, esta temporada está alcanzando un 75% de afluencia turística, con más de 3 millones de veraneantes hasta el momento en las costas bonaerenses. 

En ese plano, el Partido de La Costa, Mar del PlataVilla GesellPinamar y Monte Hermoso se posicionaron desde el primer momento como los cinco destinos más elegidos para vacacionar en la Provincia. Mirá cuando sale ir a la playa y en qué podes gastar.

 

VACACIONES «TOP»

 

Para empezar, pensar en el alojamiento con el bolsillo un poco más holgado es más simple para poder elegir un lugar con ciertas comodidades en el marco de la crisis sanitaria.

Así, un hotel para cuatro personas con desayuno incluido cuesta $7800 la noche, aunque también cuenta con dos piletas con sistemas de turno para acceder debido a los protocolos sanitarios vigentes.

Para el momento de ir a la playa y priorizar el distanciamiento y algunas comodidades como los servicioslas carpas en los paradores de ese distrito rondan entre los $2.500 y $3.000 por día.

Al hablar de gastronomía, los precios dependerán mucho del lugar elegido y de lo que coma cada uno, pero a grandes rasgos un almuerzo en parador para dos personas puede estar cerca de los $3800.

Por ejemplo, un entrada de rabas cuesta $800 la porción, una parrillada de pescados para 2 personas con ensalada $1.100cuatro gaseosas $400, y un helado para cada comensal unos $600.

Después, para la merienda se calculan otros $400 con un tostado simple y una infusión. En otro orden, si se come “al paso” en la zona céntrica, los precios de hamburguesas, milanesas o diferentes tipos de sándwich van desde los $400 hasta los $520, sin contar la bebida, para lo que se requieren otros $400.

En cambio, una cena tradicional en un buen restaurante ya es un monto mucho más elevado dado que, por ejemplo, un plato de bife de chorizo con papas rusticas cuesta $2.000, una porción de sorrentinos de con salsa de calamares $1.700, un vino malbec $1.500, y los postres rondan entre $300 y $500.

En otro orden, realizar algunas de las típicas actividades en la playa como el paseo en banana ($600), alquiler de una moto de agua ($2.000) o tomar clases de surf ($1.600), también requiere su inversión.

VACACIONES GASOLERAS 

 

Para quienes lleguen con lo justo a viajar hacia las olas bonaerenses también hay opciones que pueden llegar a ser mucho más accesibles. En el caso del alojamiento, los tradicionales campings no defraudan.

En esos complejos no cobran la carpa, cuesta $400 por persona, y solo se cobra camionetas grandes $200. En el caso de las casas rodantes, se cobra $400 por día la casa y otros $400 por persona. Otra opción económica y más individual son los bungalows, donde la estadía para cuatro personas se cobra $1800 por día.

En cuanto a la comida, también puede hacerse una diferencia si se consume dentro del camping donde una pizza cuesta $250 y una un poco más completa unos $300, acompañada por una cerveza de $250 y una gaseosa grande por $200.

Allí, la hamburguesa completa se puede consumir por $250, junto con una porción de papas fritas de $150. Para la merienda, un licuado sale $120 y el desayuno en el predio solo $100.

A la hora de bajar a la playa, también se puede consumir un poco más barato que en los paradores ya que se puede comprar a los vendedores ambulantes y almorzar un choclo con manteca por $150 o un sándwich de bondiola por $300.

Para la hora del mate, recargar el termo cuesta entre $50 y $80, mientras que la docena de churros cuesta $300 y, para los más chicos, se puede conseguir una promo de licuados de 2 por $300.

A la noche, una cena para cuatro personas en una pizzería de la zona centro, se puede conseguir una pizza de mozzarella de hasta 10 porciones con cerveza y gasesas por $1400.

Para entretener a los más pequeños, comprar un avioncito de tergopol para remontar con el viento cuesta unos $200 y por la noche, ir a los jueguitos tradicionales del centro ( o «fichines») implica un gasto de $25 por cada ficha.

 

Dejar respuesta