Las camas de toda la Provincia, en números: cuánto falta para un eventual colapso

0
112

A través de un nuevo sistema, el gobierno bonaerense lleva un detallado conteo del número de camas ocupadas tanto en la totalidad de la Provincia como particularmente en el Conurbano, la zona del país que más preocupa por estos días.

El problema son las camas. Por ahí pasa la posibilidad o no de que colapse el sistema de salud de la Provincia de Buenos Aires, por supuesto con el foco puesto en el Conurbano. Por eso es que desde el ministerio de Salud se lleva un exhaustivo conteo que indica hoy que la capacidad de ocupación llegó ya a la mitad.

«La situación se mantiene estable gracias a la incorporación de 1040 camas generales con 142 de terapia. El seguimiento se hace a través de un nuevo sistema de monitoreo de camas públicas y privadas de los hospitales municipales, provinciales y nacionales«, señalaron desde la cartera que conduce Daniel Gollán.

Y el número al que hay que prestarle atención por estas horas es el 52. Sí, el porcentaje de camas de cuidados intensivos ocupadas en el Gran Buenos Aires alcanza el 52,20 por ciento: de un total de 3757 camas, están ocupadas 1961: 250 son casos de Covid positivo y 191 son casos sospechosos. 

En lo que respecta a los cuidados intermedios, el total de camas es de 2406, mientras que las ocupadas ascienden a 1230. Por ende, el porcentaje es similar a las de cuidados intensivos, un 51,12 por ciento. Hay que destacar que 168 de esas camas están ocupadas por pacientes con Covid y 219 con casos sospechosos.

Por último, las camas de cuidados mínimos. El total es de 12.163, mientras que las ocupadas son unas 6302. Los pacientes con Covid son 781 y los sospechosos 827. Estos números hacen que la ocupación ascienda al 51,81 por ciento.

El número cambia cuando al AMBA (sin contar la Ciudad de Buenos Aires) se le suma el interior de la Provincia, que es adonde se empieza a apuntar (trasladar pacientes) si es que llega el tan temido colapso.

El total de camas de terapia intensiva de la Provincia es de 5088, de las cuales se encuentran ocupadas 2350. Con enfermos de Covid, 254 y sospechosos de Covid en estado grave unos 208; lo que en total significa un 46,19 por ciento de ocupación.

En lo concerniente a cuidados intermedios, el total de camas es de 3452 y 1512 están ocupadas. De este último número hay que deducir que 178 son enfermos de Covid y 232 son casos sospechosos. Así, el porcentaje de ocupación asciende a 43,80.

Por último, las camas para cuidados mínimos, o sea para pacientes leves, son 18.428 y están ocupadas unas 8216. Los casos de Covid alcanzan los 795 y los sospechosos son 902. El porcentaje total de ocupación en el territorio bonaerense entonces es del 44,58.

Días atrás, la subsecretaria de Gestión de la Información, Leticia Ceriani, en declaraciones a La Red, sostuvo que «estamos mejor que en marzo, pero sabemos que las cosas se pueden complicar si la curva sigue aumentando. Hace un mes estábamos abajo de los cien casos por día y ayer estuvimos en los mil cien: el crecimiento es exponencial», relató

Y en el mismo sentido, luego añadió con preocupación que en 20 días las cosas podrían complicarse de verdad. «Todos los días vemos que el pico no llegó, porque al día siguiente tenemos más casos; todos los días hacemos estimaciones, con los indicadores que tenemos; en la de ayer por la noche (hace 5 días), estábamos pensando que en veinte días el sistema de salud estaría al tope de su capacidad«, indicaba.

Contundente, el Vice de la cartera de Salud, Nicolás Kreplak, afirmó ayer que «si no hacemos nada para evitar la cantidad de contagios, en 30 días colapsa el sistema», y expuso que, de continuar con la tendencia actual de contagios, «el 16 o el 20 de julio se nos terminarían las camas». 

Por su parte, el titular de Salud nacional, Ginés González García expresó esta mañana que «no tenemos actualmente un tema crítico con las camas, pero el ritmo evolutivo de la enfermedad podría provocar que en un tiempo no demasiado largo tengamos un problema”, analizó

«Tenemos que restringir la circulación. Hay que persuadir de volver a ese compromiso que tuvimos al principio. Lo que tenemos que hacer es un stop. Frenar podría ser muy útil para parar un poquito. Hay mucha circulación. Hay mucha gente que va y que viene en la Ciudad de Buenos Aires y es un momento crítico”, cerró.

Fuente: La Tecla

Dejar respuesta