Ritondo presentó el proyecto de ley «anti motochorros»

0
627

El ministro de Seguridad bonaerense encabezó la conferencia de prensa junto con los diputados de la Comisión presidida por Matías Ranzini. Se obligará a los motociclistas a circular con un casco y chaleco identificados con la patente del vehículo.

En este sentido, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, presentó el proyecto de ley en conjunto con los miembros de la Comisión de Seguridad de Diputados, presidida por Matías Ranzini, ex funcionario de la cartera.

«Regular el uso de la moto es ordenar a la sociedad, queremos que todos los bonaerenses transiten mejor y en paz por la provincia de Buenos Aires”, expresó el legislador oriundo de Zárate, que hasta el año pasado se desempeñaba como Subsecretario de Asuntos Institucionales del Ministerio de Seguridad.

El propio Ranzini y Carolina Píparo, más el presidente de la Comisión de Transporte, Martín Domínguez Yelpo, impulsaron la normativa que, entre otras cosas, obligará a los motociclistas a circular con un casco y chaleco identificados con la patente del vehículo.

A su turno, Ritondo señaló que «este proyecto es fundamental para la lucha que estmamos dando contra el delito, en especial contra esta temática que tiene tan preocupados a tantos vecinos de la Provincia. Se trata de un  prolema que no pasa solo por el robo, sino que muchas veces, por la modalidad, termina en la muerte».

El principal objetivo de la iniciativa es avanzar en una ley que permita a los efectivos policiales detener a los motochorros con más facilidad y también más herramientas a los municipios para retener y compactar los vehículos.

Por caso, a los conductores que no lleven el caso y el chaleco con la patente se les podrá secuestrar el vehículo (no podrán cargar combustible en las estaciones de servicio), el cual tendrán sesenta días para poder retirar, seguramente previo pago de una multa, más la presentación de los pertinentes papeles. Eso sí, la norma no será igual en los distritos del Conurbano y el interior.

El uno de Seguridad insistió con que «con este proyecto no se busca estigmatizar a los que nos gusta andar en moto, trata de prohibir el delito, de trabajar seriamete con cada uno de los muicipios para saber qué zonas geográficas son las que los intendentes y sus equipos consideras como de exclusión».

A través de un convenio que deberá ser firmado por los intendentes y el ministerio no después de 45 días de promulgada la ley, los Ejecutivos municipales deberán delimitar los lugares de exclusión para el uso de chalecos y casco con identificación dominial. También se indicó que no se podrá cargar combustible sin dicha identificación, aunque no quedó del todo claro.

A su vez, Ranzini explicó que «no es lo mismo, por ejemplo, el movimiento en la zona bancaria de Ciudadadela o Ramos Mejía a las dos de la tarde que lo que puede ocurrir en General Guido o Coronel Pringles».

Agregó que «los intendentes de los distritos chicos deberán definir los horarios y lugares con los que no se podrá circular sin el caso y el chaleco con identificación dominial; mientras que en los grandes terruños del Gran Buenos Aires, en principio, el casco y el chaleco con la identificación serán obligatorios en todo momento».

Dejar respuesta