Ariel Sujarchuk supervisó obras de pavimentación en los barrios de Garín

0
1160

El intendente Ariel Sujarchuk supervisó los trabajos de pavimentación que la Municipalidad de Escobar realiza en los barrios más vulnerables de la localidad de Garín.

El jefe comunal caminó las nuevas cuadras sobre la calle Tierra del Fuego, entre General Savio y Ushuaia, y sobre Ushuaia, entre Tierra del Fuego y Ramón Cabot. La obra comprende el ingreso principal al barrio Amad, que ahora cuenta con un acceso resistente al tránsito pesado en esta área que costea al Parque Industrial.

“Este es uno de los tantos ingresos al Garín olvidado. Cuando caminaba por acá antes de ser intendente los vecinos me preguntaban si íbamos a hacer algo en Amad, Cabot, San Javier, San Jacinto, zonas donde estaba todo por hacer. Este es un asfalto que están pagando los vecinos de hoy pero que quedará para las próximas generaciones. Además permitirá que pase el colectivo, otro gran cambio y otra eterna demanda. Hace poco tiempo esto, más que una promesa, parecía un milagro, y sin embargo hoy es una realidad”, afirmó Sujarchuk.

Las calles están siendo asfaltadas con hormigón elaborado de 18 centímetros de espesor y siete metros de ancho, acordonado y con un completo trabajo hidráulico para evitar anegaciones ante precipitaciones fuertes. Estos asfaltos, de primera calidad, se suman a los ya realizados en los accesos de distintos barrios del distrito.

“En tiempos electorales, donde los demagogos de turno aparecen puntualmente cada dos años a pedir votos, nosotros venimos a los barrios a supervisar obras y a comprometernos a seguir trabajando para llegar a los lugares donde todavía no llegamos. No nos conformamos con poco. Esta transformación además de las calles nuevas incluye la instalación de luminarias LED y el mejoramiento integral del espacio público, con nuevas plazas, entubados, desmalezamientos y mejoras en el sistema de recolección de residuos. Derechos básicos que no existían y los fuimos haciendo de manera conjunta con la participación y la confianza de los vecinos. Lo digo desde el primer día, pero nunca fue un slogan sino una verdad irrefutable: tirando para el mismo lado, Escobar florece”, concluyó Sujarchuk.

Dejar respuesta