Kicillof arranca la negociación con los docentes y busca evitar la cláusula gatillo

0
832

El gobierno de Axel Kicillof arrancará el próximo lunes la discusión salarial con los gremios docentes y estatales. Aunque formalemente, la convocatoria a los sindicatos no se realizó, desde el Ejecutivo, aseguran la primera reunión será el lunes 10 de febrero.

En La Plata apuraron la discusión salarial luego de la polémica que se generó el miércoles cuando se anunciara la postergación del pago de un retroactivo a los docentes. Como explicó LPO, la reacción de los gremios fue condescendiente con el gobierno ante una situación grave, que interrumpe el pago de salarios después de muchos años.

Quien estará al frente de la negociación con los gremios será la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, aunque eventualmente podrán sumarse los ministros de Educación y de Hacienda. El lugar elegido por el gobierno será la Casa de Gobierno, se trata de un esquema diferente al de los últimos cuatro años donde el escenario fue el ministerio de Economía.

Según pudo saber LPO, la estrategia del gobierno será evitar la «cláusula gatillo», el esquema que acordaron el año pasado los maestros para hacerle frente a la inflación. El gobierno apunta a «desindexar» los incrementos de la inflación para que potenciar el salario real, y no el nominal.

En la cartera de Trabajo piensan variantes para reemplazar la gatillo. No es fácil toda vez que deberán apostar por un fuerte gesto de confianza por parte de los gremios. «Esa cláusula tiene pros y contras. Te ata, te empata la inflación pero no te permite mucha órbita de negociación», afirman en La Plata.

El gobierno enfrentará su primera negociación salarial con el desafío de lograr que las clases arranquen sin demoras. Según el calendario escolar, el 2 de marzo arrancarán escuelas primarias y el 9 las secundarias. En principio existe un compromiso de los docentes de no avanzar con medidas de fuerza aunque la paritaria no esté cerrada para esa fecha.

Para eso, desde el gobierno apostarán a una paritaria en dos tramos: una primera instancia que apunte a resolver demandas urgentes y luego una segunda negociación para actualizar salarios. Un desafío importante teniendo en cuenta la tensión entre gobierno y docentes durante los últimos cuatro años.

Además, apuestan a lograr una paritaria integral que no solo se focalice en la discusión salarial. Allí mencionan cuestiones de infraestructura, condiciones laborales e incluso la situación social de los alumnos. En ese sentido, el lanzamiento del programa ‘Escuelas a la Obra’ -que consiste en destinar $800 millones para realizar más de 700 obras en diferentes establecimientos- fue un gesto que cayó bien en la comunidad educativa.

La decisión del gobierno de postergar un incremento a los docentes sorprendió a la comunidad educativa toda vez que ocurre apenas horas después del pago de U$S 250 millones a los acreedores del bono BP21. Desde el gobierno justificaron la medida en «la situación financiera sumamente compleja de la provincia».

«El aumento a los docentes correspondientes a la inflación de octubre, noviembre y diciembre se tiene que pagar a partir del conocimiento del índice de inflación. Entonces se pagará a los principios de febrero. Hay un adicional que tenían arreglados los maestros para diciembre que se va a pagar después», dijo Kicillof en declaraciones radiales.

En declaraciones a Radio con Vos, el gobernador insistió en que la decisión de postergar el pago del adicional no está relacionado al intento fallido de renegociar el vencimiento de la deuda con los bonistas, y adelantó que «la idea es que los docentes no pierdan contra la inflación».

En tanto, Ruiz Malec destacó que a partir del viernes todos los docentes cobrarán un aumento del 11,7% correspondientes al último trimestre de 2019.

Ya Alberto Fernández había adelantado que no estaba de acuerdo con la cláusula gatillo, porque indexa los ingresos a la inflación pasada, en un contexto en el que mes a mes los ingresos fiscales quedan por debajo de los precios.

Sin embargo, Kicillof pidió a los docentes que no se tome la postergación del aumento como que no se está cumpliendo con lo acordado con el gobierno anterior, ni como una decisión de que los sueldos vayan por debajo de los precios.

«Aún con los problemas que hay, la idea es que los docentes no pierdan con la inflación. Estamos hablando muy bien con los gremios«, remarcó el gobernador.

Dejar respuesta