Coronavirus: acuerdo con la vacuna china y a la espera de dosis de Sputnik V y de AstraZeneca

0
70

En la Casa Rosada confían en cerrar “pronto” el acuerdo con Sinopharm. Buscan culminar con el plan para el personal de Salud y comenzar con mayores de 70 años.

Hasta la semana pasada, las negociaciones con el laboratorio chino Sinopharm parecían estancadas. Para cerrar el trato, el gigante asiático pretendía que la Argentina se comprometa a adquirir 30 millones de dosis a un precio unitario de U$S30, lo que las autoridades argentinas consideraban algo excesivo.

Sin embargo en las últimas horas el cuadro de situación se modificó y el Ministerio de Salud de la Nación logró reducir a 20 dólares el precio de cada dosis, un valor algo más competitivo pero que aún sigue siendo elevado respecto a otras vacunas, como la Sputnik V, que se comercializa en torno a los U$S10.

Además, el acuerdo sería por una cantidad de dosis menor a lo pretendido por los asiáticos. Aunque las charlas son minuto a minuto, podría cerrarse un trato por 20 o 25 millones de dosis. “Bajar la cantidad de sueros, hace que el precio sea algo más accesible para el país”, dice una fuente al tanto de las negociaciones.

Una de las cuestiones centrales por las que el Gobierno busca firmar cuanto antes el contrato con el laboratorio chino es para recibir un adelanto de un millón de dosis que llegarían antes de febrero. No se trata de una cuestión menor, ya que debido a los retrasos en la entrega de las Sputnik V y la falta de acuerdos con otros laboratorios, la Casa Rosada nunca pudo iniciar la campaña de vacunación masiva que pretendía.

Según explicaron desde el canal TN, se pudo saber también que el Gobierno espera para la próxima semana el arribo al país de un millón de dosis: 580 de la vacuna de Oxford y AstraZeneca y 400 mil dosis de la vacuna rusa. Ambas partidas saldrían desde la India, aunque no se descarta que la Sputnik V debe ser retirada en Moscú. Desde Aerolíneas Argentinas le dijeron a este medio que aún no tienen confirmado ningún vuelo.

Para utilizar las dosis de AstraZeneca, se requerirá una autorización de emergencia por parte del Ministerio de Salud de la Nación ya que fueron adquiridas por fuera del contrato ya firmado para la provisión de esta vacuna. También se espera que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) apruebe pronto el suero chino que produce Sinopharm.

Con este millón de dosis, el Gobierno completará la vacunación del personal de Salud y continuará con los adultos mayores de 70 años y residentes en geriátricos y hogares de ancianos, según se estipuló en las recomendaciones sanitarias de la cartera de Salud que conduce Ginés González García.

Dejar respuesta