Coronavirus: Kicillof suma 330 camas críticas en la Provincia

0
84

El gobernador bonaerense firmó un convenio con el gremio de Camioneros para disponer una clínica que ese sindicato posee en el barrio porteño de Caballito, para la eventual internación de pacientes de la provincia con coronavirus.

El acuerdo fue rubricado a las 11 en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno, en La Plata, por el mandatario provincial y por el líder de ese gremio, Hugo Moyano. A partir del 1 de abril, la Provincia contará con 330 camas críticas en la Clínica Antártida.

«Tengo un gran honor de participar de todo esto. Agradezco el aporte del Sindicato de Camioneros pero debo decir que en realidad tenemos felizmente y solidariamente coordinada a toda la nación argentina detrás de un mensaje claro que es el del presidente que ha decidido priorizar la salud. Tenemos el orgullo de país no de que nos vaya bien sino menos mal que es lo que le pasa a muchos países«, dijo el ministro de Salud, Ginés González García, quien participó del acto.

Por su parte, el gobernador destacó: «El mundo está atravesando un momento inesperado y extraordinario. Vemos a diario quienes tenemos la costumbre de leer, y de ver medios extranjeros, lo que está ocurriendo en relación a la pandemia de coronavirus en los países más ricos y desarrollados del mundo».

«Se han visto todos sorprendidos pero además sus sociedades absolutamente shockeadas y su sistema de salud en la mayoría de los países más desarrollado y con mayor infraestructura, totalmente desbordados», añadió.

“Tenemos la fortuna dentro de esta calamidad, de contar con un gobierno nacional encabezado por Alberto Fernández que tomó las medidas duras y drásticas pero necesarias, hoy se habla como uno de los modelos posibles a nivel internacional», señaló Kicillof.

En relación con la nueva clínica, el mandatario la calificó como “agua en el desierto. Es un salto cuántico y va a ser nuestro segundo centro de atención frente a la pandemia. A partir del 1 abril tenemos 330 nuevas camas críticas para atender el coronavirus”.

Cabe recordar que el Sanatorio permaneció cerrado hasta que comenzaron las conversaciones entre Moyano y Kicillof, antes de que se declarara la emergencia sanitaria. El gobernador estaba buscando alternativas de internación para pacientes de la provincia de Buenos Aires y las instalaciones del Antártida, ya equipadas y sin estrenar, aparecían como una opción fuerte. De estas gestiones también estuvo al tanto el presidente Alberto Fernández, que, aseguran, respaldó la iniciativa.

El siguiente paso fue conseguir que habiliten el funcionamiento del Sanatorio por parte del gobierno porteño, que seguía trabada porque la autorización para este tipo de edificio es una de las más difíciles de conseguir debido a las características de la actividad y porque se verifica el cumplimiento de diversos ítems, para ello intervienen distintos organismos específicos del gobierno porteño.

Sin embargo, la llegada del coronavirus al país y flujo de personas que se trasladan en la ciudad y la provincia, las más altas autoridades de la administración larretista aceptaron fiscalizar, una vez más, las instalaciones del sanatorio y tomaron una decisión inédita,  dar un permiso especial de funcionamiento, otorgado con carácter excepcional y que mantendrá su vigencia sólo durante la emergencia sanitaria.

Fuente: La Tecla

Dejar respuesta