Covid-19: la tasa de fallecidos entre los no vacunados triplica a la de quienes sí lo hicieron

0
89

A pesar del negacionismo de los antivacunas la eficacia de la vacuna contra el Covid-19 está fuera de duda y queda en evidencia a la hora de analizar estadísticas.

El operativo de vacunación contra el coronavirus Covid-19 registró en lo que va de diciembre un «importante avance», lo que llevó a tener el 82% de la población con el esquema iniciado y el 68,2% completado, mientras que en la población mayor de 18 años, la cifra asciende al 92,8% con esquema iniciado y el 81,8% completo, informó días atrás el Ministerio de Salud.

En relación a la población mayor de 50 años, el 94,3% inició su esquema y el 89,8% lo completó. Y en mayores de 60, el 93,9% arrancó su esquema y el 90,1% lo completó. “También se vio un considerable crecimiento en la vacunación de adolescentes de entre 12 y 17 años, donde el 78% inició su esquema y el 55,4% lo completó. Además, en niñas y niños de entre 3 y 11 años, el 59,3% inició su esquema y el 32,5% lo completó”, informaron desde el ministerio de Salud de la Nación.

En tanto la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, aseguró este miércoles que «la sola mención del pase sanitario» ha hecho que aumente «la cantidad de gente concurriendo a darse la segunda dosis de la vacuna» contra el coronavirus Covid-19 y convocó a completar el esquema de inoculación, ya que «hay vacunas disponibles para todos».

Sin embargo hay una razón todavía más fuerte para vacunarse que la posibilidad de acceder a los lugares que habilita el pase sanitario y son los evidentes efectos positivos de la vacunación en la forma en que un infectado transita la enfermedad.

Así quedó evidencia tras los últimos datos difundidos ayer por la cartera que conduce Carla Vizzotti y que dan cuenta de la fuerte diferencia en las tasas de mortandad que muestran quienes no se vacunaron frente a quienes sí lo hicieron.

Tomando las últimas cuatro semanas, en la población con dos dosis la incidencia de infección es de 62,2 cada 100.000 mientras que en la población no vacunada sube hasta 177,1 cada 100.000. Mientras que la mortalidad, en población con dos dosis es de 3,17 cada 1.000.000 y en la población no vacunada asciende a 9,28 cada 1.000.000.

Es decir que por cada persona vacunada con dos dosis que muere de Covid-19, mueren 3 no vacunadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya había explicado esta semana que «los vacunados aunque pueden volver a infectarse desarrollarán, en la gran mayoría de casos, un cuadro moderado; en cambio, los no vacunados representan entre el 80% y 90% de los enfermos con infecciones graves, hospitalizaciones y de decesos».

«Cabe destacar que a pesar de contar con una predominancia del 98% de variante delta en el país no se ha registrado una escalada de casos, hay un número bajo de internaciones en unidades de terapia intensiva por Covid-19 y se sostiene un reducido impacto en la tensión del sistema de salud”, agregaron desde el Ministerio.

Dejar respuesta