Empate con gusto a poco

0
101

En un encuentro que fue dominado por el Trueno Verde, de principio a fin, la poca definición, por parte de ambos, hizo que el marcador no se moviera. Fue un 0 a 0 que, pensando en el objetivo de cada uno, le sirve más al local.

El cotejo de esta tarde, disputado en el estadio Malvinas Argentinas, tuvo un claro dominador, y fue San Miguel. A pesar de lo que se preveía, el local, desde el minuto uno, salió más decidido y con un mejor circuito futbolístico que Riestra que, salvo algunas aproximaciones de envíos aéreos o tiros de esquina, no supo lastimar el arco defendido por Fernando Lugo. El 0 en el marcador solo se explica de una forma, y es la poca, o nula, eficacia que tuvieron ambos en la definición.

De todas formas, el empate le sirve más al local que, teniendo en cuenta su objetivo primordial, que es escaparse del descenso, cualquier punto le viene bien.

Desde el inicio, San Miguel se mostró más dinámico que su rival, con buena y rápida distribución de la pelota, y firme en la defensa, en donde los centrales solo intervenían en algún intento de contra del conjunto visitante.

Con Santiago Prim como conductor del equipo, el conjunto de Los Polvorines se llevaba puesto a su rival que, salvo por arriba, era desbordado en cada intento del local. Sin embargo, a San Miguel le faltaba mayor fineza en la última estocada y, por ello, no se ponía en ventaja.

En todo el primer tiempo, la única aproximación de Riestra llegó con un cabezazo desviado, tras un tiro de esquina. Bravo, goleador del torneo, no encontraba su lugar y, como en todo el partido, las que tenía no las finalizaba bien.

En el complemento, la tónica fue la misma. Desde el comienzo, los de Moramarco se hicieron de la posesión y, aunque sin la misma dinámica de la primera etapa, las situaciones no tardaron en llegar. Al minuto, Nicolás Varela, una de las figuras de la tarde, probó desde media distancia, pero Carlos Morel, con una extraordinaria volada, le negó lo que hubiera sido un golazo.

Prim, el mejor futbolista del cotejo, volvió a encontrarse con el balón y, tras sus pies, el Verde volvió a acercarse. Sin embargo, la falta de contundencia, en cada acercamiento del local, hizo que el buen jugo que mostraba, no se plasmara en el resultado.

Las llegadas de Riestra, como en el inicio, fueron por centros desde los costados y tiros de esquina, pero Lugo enseñó solidez cada vez que el equipo lo necesitó.

Con este empate, San Miguel continúa alejándose, cada vez más, de la zona del descenso. Para Riestra, quien en la previa veía este partido como un choque clave, para acercarse al puntero, representa una oportunidad perdida, más si se tiene en cuenta la goleada de Barracas Central.

En la siguiente fecha, Los de Polvorines visitarán a Almirante Brown, mientras que los del Bajo Flores recibirán a Acassuso.

Fuente: MundoAscenso

Dejar respuesta