En el acto del 1° de mayo, la CGT llamó a un gran acuerdo político y pidió la reducción de la jornada laboral

0
84

La central obrera organizó un evento por el día del trabajador en el estadio de Defensores de Belgrano. “Estamos a tiempo”, fue la consigna del encuentro en donde también marcaron la importancia de renegociar el acuerdo con el FMI.

En medio de la interna del Frente de Todos que condiciona la definición electoral y con una situación económica crítica, la Confederación General del Trabajo (CGT) realizó un acto por el Día del Trabajador, que buscó ser un llamado a la unidad.

“Estamos a tiempo”, fue la consigna del encuentro donde pidieron alcanzar “un gran consenso político, económico y social”. “Los índices de inflación y pobreza deben encabezar las prioridades para la adopción de medidas y acciones urgentes”, remarcaron.

El acto se llevó a cabo este martes en estadio de Defensores de Belgrano de la Ciudad de Buenos Aires en el barrio porteño de Núñez y se centró en algunos ejes que fueron detallados en un documento firmado por el consejo directivo de la central de trabajadores días pasados. Allí se sostiene que la sociedad argentina “atraviesa una compleja crisis económica y social” e instan a promover “el desarrollo, la producción y el trabajo como instrumentos hacia un horizonte de crecimiento con justicia social”.

Los dirigentes de la central obrera defendieron el actual modelo sindical, especialmente ante los embates de algunos sectores, como el representado por el diputado nacional libertario Javier Milei.

“Estamos conviviendo con una inflación descontrolada producto de la macroeconomía pero también producto de los vivos que solo buscan acumular mayores ganancias. Hace pocos días, la Argentina sufrió una corrida sobre el valor del dólar y no fue casual. Tiene connotaciones políticas y financieras”, expresó Héctor Daer en el acto. “El FMI no puede seguir sosteniendo metas incumplibles”, advirtió el gremialista.

En el acto se difundió un documento elaborado por la CGT que señala que “Las soluciones, tanto para el presente como para el futuro tienen un denominador común: poner en marcha un gran acuerdo político económico y social que promueva y fortalezca una verdadera y permanente alianza entre la producción y el trabajo, única fórmula sustentable para garantizar un crecimiento inclusivo con justicia social”.

En la misma línea, el texto acordado por la central obrera sostiene: “Es preciso, como invoca nuestro Papa Francisco, promover la cultura del encuentro. El país necesita de más encuentro, más diálogo, aún en el disenso, especialmente para encarar las políticas que nos permitan alcanzar el rumbo con el que todos, sin exclusiones, podamos identificarnos. Necesitamos recrear el diálogo para confluir en una plataforma de consenso sobre diez políticas de Estados destinadas a dinamizar los potenciales económicos productivos que tiene la Argentina”.

Y agregaron: “Todos sabemos que la foto de la situación actual es bien distinta de la radiografía de nuestro país. Nadie puede resignarse a creer que las condiciones materiales de Argentina sean el 40% de pobreza y niveles de desigualdad que conspiran contra la necesaria cohesión social. Es urgente una rediscusión de plazos y pautas de las condiciones sobre los servicios de la deuda comprometidos con el FMI”.

Asimismo, desde la CGT plantearon una modificación de la jornada laboral. “El sindicalismo en general y el argentino en particular se pone al frente de discutir un modelo de relaciones laborales que nos coloquen en un mundo que debate la reducción de la jornada de trabajo como medio de generar más empleo y distribuir mejor el beneficio extraordinario del capital”, subrayaron en el documento.

Dejar respuesta