Impuesto a las Ganancias: proponen que dejen de pagarlo los sueldos menores a $150.000

0
64

La iniciativa la presentó el titular de la Cámara de Diputados Sergio Massa. Eximiría del tributo a más de 1.200.000 personas.

Desde el oficialismo impulsan cambios en el Impuesto a las Ganancias, para que los trabajadores en relación de dependencia que ganen menos de $150.000 brutos dejen de pagar el tributo. La iniciativa la presentó el titular de la Cámara de diputados Sergio Massa y exime además del impuesto a los jubilados y pensionados que cobran hasta ocho haberes mínimos, monto que actualmente se ubica en $152.280.

La propuesta afirma que de convertirse en ley permitirá que 1.267.000 personas dejen de estar alcanzadas por el impuesto, entre trabajadores y jubilados. Mientras que 102.741 personas con salarios brutos de entre $150.000 y $173.000 pagarán un menor monto de Ganancias. Tendría un costo fiscal de $40 mil millones.

El texto sostiene que “tiene como objetivo aliviar el peso fiscal de los trabajadores y trabajadoras, jubilados y jubiladas en el marco de una política permanente de este Gobierno de instrumentar medidas contracíclicas que resulten conducentes al fortalecimiento del poder adquisitivo de los y las contribuyentes del impuesto y de sus familias y, con ello, la consolidación de la demanda y del mercado interno nacional”.

No habrá cambios para 733.000 personas, entre empleados y jubilados que tienen un ingreso mayor a los $173.000 mensuales. El proyecto manifiesta que de convertirse en ley se volvería “al porcentaje histórico de que paguen Ganancias sólo el 10% de los que tienen mayores ingresos”, de acuerdo a la iniciativa, a la que accedió Clarín.

Desde el entorno del exintendente de Tigre explicaron que trabajan en un proyecto similar para beneficiar tanto a los autónomos como a los jóvenes profesionales, que tienen un mínimo no imponible más bajo y en proporción pagan más que los empleados en relación de dependencia.

Determina además que “de manera complementaria, 102.741 trabajadores y trabajadoras, jubilados y jubiladas con remuneraciones de entre $150.000 y $173.000 gozarán de un incremento adicional de sus deducciones para evitar saltos bruscos en la escala del impuesto”. Indica que “adicionalmente, este promedio razonable de empleados y empleadas, jubilados y jubiladas que quedaría pagando el impuesto respeta el concepto de progresividad”.

Dejar respuesta