Kicillof anunció el rescate financiero de clínicas privadas

0
160

En conferencia de prensa junto al ministro de Salud, Daniel Gollán y el titular de IOMA, Homero Giles, el gobernador Axel Kicillof anunció la medida que asegura la continuidad de las prestaciones en establecimientos de gestión privada en medio de la propagación del coronavirus.

Acompañado por el ministrro de Salud, Daniel Gollan y el titular de IOMA, Homero Giles, el gobernador Axel Kicillof anuncoó este mediodía la puesta en marcha del programa de “sustentabilidad del sistema sanatorial bonaerense”, a través del cual se brindará una ayuda financiera a 190 clínicas privadas del territorio bonaerense.

A través de un trabajo conjunto entre el Ministerio de Salud; la Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y Otros Establecimientos de la Provincia (FECLIBA); y la Asociación de Hospitales, Clínicas y Establecimientos de Alta complejidad privados de la Provincia (ACLIBA), se elaboró esta propuesta para sostener la actividad financiera que se vio disminuida por el aislamiento y la baja en la cantidad de consultas médicas.

La asistencia a los sanatorios se realizará a partir de tres proyectos:
•    Un incremento de los valores del nomenclador provincial del segundo nivel de atención.
•    La creación de módulos específicos para COVID, que implicarán un pago especial por todos los cuidados que estos pacientes necesitan.
•    Una ayuda financiera que busca sostener la estructura de costos de las clínicas.

“Habrá una inversión de 450 millones mensuales para pagos de salarios e insumos mientras dure la pandemia”, explicó Gollan en primer término, y aclaró que «luego pasada la pandemia el monto de dinero va a ser recuperado por el IOMA en 12 cuotas sin interés”, resaltó el 1 de Salud.

“Hoy es un día que marca un punto de inflexión, es la decisión de empezar a trabajar estructuralmente en la reformulación del sistema de salud de la Provincia, buscaremos los consensos necesarios para empezar a reordenarlo con todos los actores y sectores correspondientes”, concluyó Gollan.

Por su parte, el mandatario indicó que «las clínicas entraban en una crisis financiera justo cuando más las necesitábamos”, y resaltó que «son empresas familiares, que luego de décadas estaban empezando a quebrar. La caída de concurrencia a las clínicas por el Covid-19 las puso en jaque”, afirmó.

Además, en la continuidad de la presentación, sostuvo que «no podemos darnos el lujo y no podemos permitir que cuando se necesita un sistema de salud fuerte empiecen a cerrar las clínicas privadas. Son 1500 camas en 190 establecimientos”, añadió a las palabras de Gollán en cuanto al programa.

Y luego dijo que a partir de esto se da una «histórica articulación» del sistema de salud, entre los efectores nacionales, provinciales y municipales. «Es un avance histórico, el preludio de un sistema único, una integración del sistema público y privado”, concluyó Kicillof.

Luego, en modo consejero, pidió que «redoblemos los cuidados. Sé que estas medidas son incómodas. Cómo nos vamos a enamorar de usar un barbijo, de no dar un abrazo. Al revés, parece que no pudiéramos enamorarnos. No se puede dar un beso. Es al contrario”, afirmó, y remarcó que «no se puede actuar como niños caprichosos».

«Estamos en manos de los médicos. Nos hemos preparado mucho, pero si no tomamos los recaudos necesarios, si nos relajamos, no puede alcanzar porque no alcanzó en ningún lado. ¿Es inevitable?: No. Es evitable” , completó antes de comparar la situación del AMBA con la de distintas grandes ciudades de Europa.

Dejar respuesta