Provincia descartó el uso del pase sanitario en la vuelta a las clases presenciales

0
111

El regreso a las aulas está cada vez más cerca y el Ministro de Educación sostuvo que los chicos no deberán estar vacunados para poder entrar a las escuelas.

El ministro de Educación bonaerense, Alberto Sileoni, descartó por el momento la implementación de un pase sanitario en las escuelas de la provincia al asegurar que la medida que busca impulsar la vacunación contra el coronavirus «no es el camino». «No es el pase sanitario el camino sino la vacunación y la invitación a la vacunación», aseguró el funcionario y descartó de plano que los chicos deban estar vacunados para poder ingresar a las escuelas.

Sileoni recordó que «sí existe el pase sanitario en espectáculos y actividades no obligatorias» y señaló que eso «está muy bien porque también incentiva a la vacunación». No obstante, al referirse al ámbito educativo consideró que «el camino es otro: es alentar, invitar, pedir, solicitar que se vacunen, concientizar a las familias, a los jóvenes, niños», destacó en declaraciones a Radio Bahía Blanca y estimó que la provincia llegará «a mediados de marzo con una significativa cantidad de estudiantes vacunados», lo que permitirá identificar más fácilmente a quienes no fueron inmunizados.

Sobre la situación de los estudiantes que se desvincularon de las escuelas durante la pandemia por el coronavirus expresó que esta situación «fue masiva en el mundo» y que en la provincia «los distritos del conurbano fueron los más castigados por la falta de clases». «Pero 90 distritos del interior y más pequeños de la provincia tuvieron más clases de lo que se dice que tuvieron», afirmó.

En ese sentido remarcó que «en algún momento fueron 280.000 chicos que tenían una relación distante con la escuela, eso ocurrió en setiembre del 2020 aproximadamente». «La provincia implementó un programa muy importante que es el de acompañamiento a las trayectorias y revinculación como la incorporación de casi 30.000 docentes para reforzar las tareas de las escuelas y dar clases a contraturnos», expresó y agregó que aquella cifra «bajó a 170.000 a setiembre del año pasado y hoy tenemos aproximadamente 60.000 chicos sobre todo jóvenes del secundario, que es un número inferior al que partimos pero es un número que nos preocupa y no escondimos esa realidad».

La estrategia de la Provincia será, entonces, incentivar la vacunación a través de campañas que se realizarán en las propias escuelas y apuntarán, en especial, a los chicos de entre 3 y 11 años entre los que la mitad todavía no recibió la segunda dosis.

Dejar respuesta