San Miguel derrotó a Midland y está a 180 minutos de la gloria

0
1647

El Trueno Verde le ganó con claridad y buen juego Midland. Pasó a la final del reducido por el segundo ascenso a la Primera B. El partido se jugó por momentos bajo una lluvia torrencial y ante un estadio repleto de hinchas del verde.

Y el momento que soñó «Taty» Berardi cuando asumió como DT de San Miguel se hizo realidad. En aquella primera entrevista, el hombre que supo lograr el ascenso a la B Nacional como jugador, aseguró que el objetivo era subir de categoría. Muchos de los periodistas partidarios se miraron sorprendidos. Estaba claro que esa misión era algo prácticamente imposible. Por dos motivos: El presente futbolístico que en ese momento era malo y el promedio, que también era más que preocupante. Sin embargo, al mejor estilo político argentino, «Taty» lo hizo. Lógicamente que para llegar a esta realidad tuvo el acompañamiento ideal. El socio en las decisiones fue y es Fabián Zermatten.

El Trueno Verde supo en estos segundos 90 minutos frente al conjunto de Libertad como manejar los tiempos. Nunca entró en la desesperación y manejó la presión de tener que conseguir ese gol para evitar los penales. Es que el empate, luego de aquel 2-2 en Morón, llevaba a la definición desde el punto del penal. Y San Miguel fue en busca del partido pero con paciencia. Sin enloquecerse. Fue difícil y complicó el juego del local esa lluvia torrencial que cayó antes y durante el juego. Impidió que la pelota rodara con simplicidad y le sacó velocidad a la idea de ataque que siempre plantea la dupla técnica del Trueno.

Un marco imponente, un estadio vestido de verde y blanco, le dio a los jugadores locales ese plus de confianza y tranquilidad para llevarse la victoria. Después de un primer tiempo parejo y que terminó 0-0, San Miguel mostró lo mejor en el complemento. A los 6 minutos del segundo tiempo fue el «Pelado» Cristian Ortiz quien puso el 1-0 parcial. El desahogo y la euforia desatada por ese gol le dio a San Miguel la confianza necesaria para manejar el partido. Midland intentó y fue a buscar el empate salvador. Ese que le hubiese permitido llegar a los penales. Sin embargo, el conjunto de Los Polvorines supo resistir y contó con chances como para liquidarlo antes del tiempo cumplido. Se sufrió hasta el minuto 90.

Los nervios invadieron a cada uno de los miles de los hinchas del Trueno Verde. Pero como todo equipo que tiene aspiraciones de ascender, apareció el  líder, apareció ese hombre goleador. En San Miguel se podría nombrar a varios pero sobresale Lucas Scarnato. El goleador que volvió en este encuentro super recargado. Y que le dio, en el minuto final, ese segundo gol para llevar a San Miguel a la final del reducido. El pitazo final desató la locura dentro y fuera de la cancha. Fiesta en las tribunas y en el campo de juego. Se pudo observar en ese abrazo grupal el mensaje de dos hombres que cambiaron el juego y la mentalidad del plantel. En el banco se suplentes, y antes de ingresar al túnel, Berardi y Zermatten se fundieron en un abrazo conmovedor. Muy cerca, en la platea colmada, muchos de los hinchas recodaron aquella tarde de gloria con «Taty» dentro de la cancha pero como jugador.

El final de la historia está cerca. Podrá ser feliz o no. Pero hay algo seguro. Este plantel y su cuerpo técnico han despertado el sueño y entusiasmo de miles de hinchas. Generaron que la ilusión de ascender se encendiera. Alguien dijo que San Miguel era un grande dormido en el ascenso desde hace mucho tiempo. Señores, el gigante despertó. Y está con hambre de gloria. Con hambre de ascenso. Está a solo 180 minutos de cumplir el objetivo. Y tiene con que soñar.

Notas y Videos: Santiago Echeverria

Dejar respuesta