Buenos Aires hará un aporte de casi $5.000 millones para 200 cooperativas eléctricas

0
48

La decisión comprende a 1.125.512 de usuarios y un total de 5.451 GWh de energía distribuida. «Resolvimos que en la actual situación, la mano del Estado provincial se la vamos a acercar al sector cooperativo. Es una inversión, no un gasto, para mejorar el servicio», aseguró Axel Kicillof.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció un aporte de casi $5.000 millones para unas 200 cooperativas municipales que suministran energía eléctrica a 1.125.512 usuarios bonaerenses.

«Resolvimos que en la actual situación, la mano del Estado provincial se la vamos a acercar al sector cooperativo. Es una inversión, no un gasto, para mejorar el servicio y sostener a las cooperativas«, dijo el mandatario bonaerense durante el anuncio formulado en la ciudad de Baradero, donde estuvo acompañado por el ministro de Hacienda, Pablo López; el intendente Esteban Sanzio, y el subsecretario de Energía, Gastón Ghioni.

El gobernador expresó que «la coyuntura internacional es muy compleja, el gobierno provincial hará todo lo que tenga que hacer para cuidar al pueblo de la provincia, para preservar el trabajo, los ingresos y distribuir mejor la riqueza, para que los pequeños productores y cooperativistas sean los privilegiados».

Según se indicó desde el Gobierno, los subsidios se implementarán a través de un aporte no reembolsable mediante el Fondo Compensador Tarifario.

A partir de esta medida, el Estado provincial asumirá parte del costo de la operación y mantenimiento del servicio eléctrico para promover y garantizar la calidad de la prestación, y así evitar que sea el usuario quien pague estos costos en su factura.

Además, así se busca cubrir las necesidades de gastos de mantenimiento e inversión en bienes de capital del servicio que prestan las cooperativas, para que esa necesidad no se traslade a la tarifa, y beneficiar a los usuarios.

«El mundo está desquiciado. Tras la pandemia, se esperaba un tiempo de tranquilidad para poder dedicarse a la reconstrucción, pero se desencadenó una guerra en Europa que trajo una crisis alimentaria, energética y financiera», planteó Kicillof durante el acto.

Expresó que «los diarios internacionales dan cuenta que países ricos, como Alemania, tienen a sus ciudadanos buscando leña para calentarse porque los precios de los combustibles y la energía aumentaron muchísimo».

El economista planteó que en Europa «hay gente que cayó en la pobreza energética», entendiéndose como tal a quienes deben destinar el 10% o más al pago de la factura de luz y de gas.

«Esos países no producen energía ni alimentos. Hay ahí una diferencia importante con lo que ocurre en Argentina. Somos un país que desde su origen genera alimentos y desde comienzos del siglo XX productores de petróleo y gas», continuó.

En ese contexto, Kicillof analizó que se debe dar una discusión ya que «el petróleo y el gas están en las entrañas de nuestra tierra y, para sacarlos, se usa mano de obra argentina, y, muchas veces, equipamiento argentino», por lo que se preguntó: «¿Los argentinos vamos a tener que pagar esa energía a precio internacional o argentino?».

«Es de los argentinos y es para los argentinos. Es una cuestión económica y energética, pero también de soberanía cómo se usa y para qué se usa ese recurso», señaló, y criticó cuando YPF, «la empresa principal que produce y extrae gas y petróleo en Argentina, se entregó al extranjero a un precio vil».

Recordó que «se generaron enormes ganancias y nada quedaba acá», y pidió «tener en cuenta que si todos hablan de Vaca Muerta y miran ese gasoducto Néstor Kirchner es porque Cristina Fernández, cuando era presidenta, tomó la decisión de recuperar para los argentinos la empresa emblemática que es YPF».

Posteriormente, recalcó que «la búsqueda de la soberanía energética vuelve a ser un objetivo del gobierno nacional», aseveró que el gas de Vaca Muerta «será para argentinos y argentinas, para los y las bonaerenses», y apuntó que «hay una matriz que contempla el bienestar del pueblo y el desarrollo nacional».

Las cooperativas municipales beneficiarias del subsidio serán 112 en el Área Norte; 43 en el Área Sur; 37 en el Área Atlántica y 8 en el Área Río de La Plata; lo que comprende a 1.125.512 de usuarios y un total de 5.451 GWh de energía distribuida.

Fuentes del Poder Ejecutivo precisaron que el subsidio extraordinario de $4.800 millones se compone de gastos operativos (mantenimiento del servicio, costos laborales y contribuciones patronales) por $2.800 millones, y de $2.000 millones para bienes de capital (insumos).

Dejar respuesta