El Instituto Domingo Faustino Sarmiento dio inicio al ciclo lectivo 2017

1
5982
colegio dfs

El colegio cumple 30 años de excelencia educativa. Es uno de los establecimientos elegidos por la calidad y capacidad de sus docentes y directivos. El secreto está en trabajar como una gran familia para el beneficio de los chicos.

 

La educación en la República Argentina tiene claramente dos caras bien diferenciadas. Una es la educación pública, que nuevamente y en lugar de iniciar las clases  con normalidad, eligió un paro de 48hs a nivel nacional. Quedando detrás de esta pelea  entre gremios docentes y la Gobernadora de la provincia de Buenos Aires  algo más de 4.500.000 de chicos sin clases. Y una cifra que supera el 1.500.000 de alumnos que se quedan sin  desayuno, almuerzo o merienda. La otra cara de la educación la muestra el colegio privado. En donde los alumnos saben que contarán con el inicio de clases como corresponde. Y esto se transforma en un alivio para los padres.

aulas llenas
Aulas llenas. Los colegios privados iniciaron el ciclo lectivo 2017. Las escuelas públicas no.

Uno de los colegios que marcaron un claro crecimiento en los últimos años es el Instituto Domingo Faustino Sarmiento de la ciudad de Grand Bourg. El colegio, con 30 años de plena relación con la ciudadanía, tiene como objetivo el construir la escuela entre todos. Directivos, docentes y familia. Volver a lo de antes, trabajar en conjunto y lograr una mayor participación de los padres. No sólo en la relación de escuela y familia, también en el acompañamiento de los padres para con sus hijos. Intentar que la educación de los chicos no solo se desarrolle durante la jornada dentro de la escuela. Sino continuar ese proceso que inicia el docente en el aula y lograr que mamá y papá ocupen un rol similar en casa.

abanderados dfsGladys Schaab es la Directora del Colegio. Ella junto al resto de los docentes tratan de llevar adelante el trabajo y enseñanza que siempre forjó Mirta Boladian. Primero como «seño» de primaria y luego como representante legal del Instituto. «Cada año renovamos las expectativas. Armamos un intenso ciclo de trabajo. Para nosotros es importante invitar a la familia a que se integre y participe en la comunidad educativa. Es tener siempre una nueva oportunidad para crecer como personas. Tratamos de hacerlo con alegría y con la esperanza de dar lo mejor de nosotros. Nos proponemos objetivos orientados en base a una formación íntegra, centrada no sólo en los aprendizajes académicos sino en la tarea de afianzar y recuperar las vivencias y la transmisión de valores, de principios humanos y éticos», asegura.

alumnos dfs
Formando esperan. Los chicos aguardando las palabras de bienvenida para iniciar un nuevo ciclo.
mirta y colegio
Gladys Schaab (Directora), Adriana Gonzalez (Inspectora), Mirta Boladian (Representante legal) y Romina Gretzschel (Vice-directora).Calidad educativa

Gladys también dice: «Esta tarea nos compromete a descubrir a través   de la práctica diaria lo imprescindible que es el trabajo en conjunto. Exige que cada uno de nosotros aporte lo mejor. Este año, como siempre, buscamos mejorar la calidad educativa y el crecimiento de la institución.  En 2017 se incorporan jornadas en las áreas especiales, tendremos el día de la música, una muestra de pinturas, vamos a continuar con el proyecto de literatura y vamos a participar de la muestra sobre la vida y obra del Gral. don José de San Martín. Buscamos escucharnos, compartir, respetarnos, preguntar, decidir,  pero sobre todo construir. Nosotros deseamos que la palabra «bienvenidos» no sea sólo el primer día del ciclo lectivo. Buscamos que sea durante todo el año. Con un único objetivo: crecer juntos».

expectativa
Padres e hijos esperando el primer día de clases. Ansiedad compartida

En los últimos años la demanda por vacantes en los colegios privados va en aumento. Y esto lo vive año tras año el Instituto Domingo Faustino Sarmiento. Para este ciclo lectivo 2017 fueron muchos los padres que realizaron una especie de peregrinación casi religiosa por los colegios privados. Tratando de escapar de los conflictos entre gremios y funcionarios de turno. Esos conflictos que generan graves problemas de aprendizaje en los chicos pero también en la rutina programada  por los padres. La escuela estatal no es la de antes. Más allá del esfuerzo de los maestros. La falta de valores y respeto hacia la figura docente atenta contra la educación. Algunos hablan de falta de compromiso. Otros de falta de interés de alumnos y familia. Todo esto hace que la educación privada tome mayor protagonismo. Y en ese contexto es que el Instituto Domingo Faustino Sarmiento logró crecer a pasos agigantados. Sobre una base de sacrificio, trabajo y profesionalismo. Con  docentes comprometidos con su profesión pero fundamentalmente con los chicos, que son el futuro de la Argentina.

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta