Fuerte marcha opositora al gobierno en todo el país

0
42

En horas de la tarde de este lunes, el Obelisco comenzó a sumar la presencia de opositores al gobierno de Alberto Fernández, que volvieron a reunirse para exigir libertades y República. Vale recordar que, la manifestación fue convocada por la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, en los días pasados.

El banderazo del #12O contra el Gobierno se desplegó en distintos puntos del país y, en cada una de las convocatorias, se escucharon consignas diferentes que motivaron los reclamos: desde la inseguridad hasta la defensa de la justicia.

“Venimos a pedir por una Justicia que condene a los corruptos. Queremos un país libre y que se vayan los ladrones que quieren llevarnos a ser Venezuela, porque queremos seguir viviendo en la Argentina”, pidió un grupo de mujeres que protestaba golpeando sus cacerolas en los alrededores del Obelisco.

“Quiero un país mejor donde los corruptos estén presos y donde nuestros hijos se puedan quedar”, afirmó por su parte una mujer durante la concentración frente a la Quinta de Olivos. Mientras que un hombre que se encontraba cerca solicitó “que el Presidente se ponga a gobernar con una agenda para el pueblo, y no la que tiene hoy”.

La inmediata apertura de la cuarentena para reactivar a los sectores económicos más golpeados también fue una de las principales consignas esgrimidas por la multitud que reclamó en torno al Obelisco.

“Basta de inseguridad, porque en el oeste del conurbano estamos cansados de que nos roben. Kicillof, hacete cargo de la seguridad”, exigió una mujer que llegó hasta el centro porteño desde la localidad bonaerense de Ituzaingó.

“Este gobierno no hace más que avasallar las instituciones, y por eso queremos defender la República”, afirmó otra manifestante, mientras que un hombre aseguró: «Lo que a mí me preocupa es que le dejen tomar tierras a cualquiera”. Y hasta hubo reclamos contra los juzgados de familia que por la cuarentena no están funcionando, lo que provoca una desprotección en los derechos de los niños y adolescentes.

 

Dejar respuesta