Milei: «Prefiero decir una verdad incómoda antes que una mentira confortable»

0
32

El Presidente además le agradeció a sus seguidores, agolpados en adyacencias a la Casa de Gobierno, por el cariño y acompañamiento. «Si bien vamos a tener que soportar períodos complejos, vamos a salir adelante», agregó.

Javier Milei salió este domingo a uno de los balcones de la Casa Rosada para dar un breve mensaje al público y sostuvo que prefiere «decir una verdad incómoda antes que una mentira confortable», en referencia a las próximas medidas que tomará en materia económica, aunque aclaró que su Gobierno va «a comenzar la reconstrucción argentina luego de 100 años de decadencia».

Milei salió a las 15.29 a uno de los balcones de la Casa de Gobierno para saludar a los ciudadanos reunidos en la Plaza de Mayo con motivo de su asunción como Jefe de Estado.

Al grito de «Hola a todos, soy el león» y de «Viva la libertad, carajo!», el flamante mandatario se dirigió a saludar a la multitud que se congregó en la plaza luego de saludar a las delegaciones extrajeras en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

«He construido mi carrera sobre la idea de decirles siempre la verdad, siempre les dije la verdad y no es gratis, pero prefiero decir una verdad incómoda antes de una mentira confortable», subrayó Milei.

«Quiero que tengan conciencia, que tengamos claro que vamos a comenzar la reconstrucción argentina luego de 100 años de decadencia», amplió el jefe de Estado, y añadió que «si bien vamos a tener que soportar períodos complejos, vamos a salir adelante», para puntualizar luego que «es el fin de la noche populista».

Desde el balcón, dio «las gracias a cada uno de ustedes por el cariño manifestado» y por acompañar «estas horas de tanta alegría por la llegada al poder de un presidente liberal libertario».

Tal como lo hizo en su discurso en las escalinatas del Congreso, citó ideas del dirigente liberal Alberto Benegas Lynch hijo como base de «nuestra libertad», como «el respeto irrestricto al proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión, el derecho a la vida y a la propiedad», y enumeró «la propiedad privada, los mercados libres sin intervención estatal, la división del trabajo y la cooperación social».

Al final, expresó a la multitud: «Argentinos, pongámonos de pie, abracemos estas ideas del liberalismo», porque «las fuerzas del cielo nos van a hacer el mejor gobierno de la historia».

Dejar respuesta