Se cumplen 50 años del bypass, la revolucionaria técnica de Favaloro

0
1570

La cirugía cardiovascular no volvió a ser la misma desde aquél 9 de mayo de 1967. El Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares rindió homenaje a su máximo exponente.

El bypass coronario, la técnica con la que René Favaloro revolucionó la cirugía cardiovascular y ayudó a salvar millones de vidas en el mundo, cumple este martes 50 años y, según especialistas, el invento del argentino sigue vigente para las operaciones de corazón por su efectividad en el mejoramiento de la vida de los pacientes.

«Muchas veces tuve que hacer mi relato en primera persona, ya que participé activamente con nuevas ideas en el desarrollo de la cirugía coronaria. No hacerlo, hubiera sido un exceso de modestia. Pero debe quedar en claro que para mí lo individual no cuenta. Es tiempo de entender que el yo ha sido reemplazado por el nosotros», reflexionaba Favaloro en su libro «De La Pampa a los Estados Unidos».

Justamente aquellos que decidieron continuar los pasos de Favaloro, rindieron  homenaje en la puerta de su Fundación. Allí estuvieron presentes el Dr. Carlos Fernando Cichero, Dr. Alexis Espósito, Dr. Paolini, Dr. Giraldes, Dr Medlan, Dr Ferrari y Dr Arqueros.  Justamente el Dr Cichero aseguró: » La técnica que utilizó Favaloro hace 50 años revolucionó el tratamiento de la enfermedad coronaria. La obstrucción de las arteria coronarias antes del bypass se trataba únicamente con algunos medicamentos que tenían muchos efectos adversos o una cirugía en donde la técnica era muy difícil de realizar. Muchos de los pacientes no terminaban bien. A partir de Favaloro y su técnica hizo que millones de personas sobrevivieran a esto».

Aquellos que conocían a Favoloro lo describían como un hombre de corazón enorme. Alcanza una historia para resaltar la vocación y personalidad de este hombre que revolucionó la salud con este tipo de intervenciones. La Fundación Favaloro se abrió en el año 1992. Justamente en ese año, su presidente, asistió al programa de Mirta Legrand. En  esa ocasión, René Favaloro se encargo de describir  los síntomas del infarto o enfermedad coronaria. Un hombre en situación de calle, quien afortunadamente escuchaba a Favaloro, decidió ir hasta la Fundación ante la presencia de aquellos síntomas mencionados en televisión. Allí fue atendido e internado. Un hombre en situación de calle y sin cobertura social que operado por Favaloro y se convirtió en la primera persona en ser intevenido en aquel año de 1992.

Uno de los cirujanos con mayor presente y futuro,  Dr Alexis Espósito dijo: «Hace 50 años que se desarrolla esta técnica en todo el mundo. Ese fue su regalo a la humanidad. Era un gran profesional, con una humildad terrible, su legado fue justamente su técnica y la cantidad de discípulos. Porque todos tenemos algo de el. Todos operamos con su técnica. Por lo tanto si bien se fue físicamente pero se quedó en cada acto quirúrgico está presente».

Tras ser médico rural por más de una década, Favaloro decidió viajar a Estados Unidos a pesar de contar con pocos recursos y casi no hablar inglés para poder realizar una especialización y así poder hacer una mayor contribución a la sociedad.

Una vez en Cleveland, Favaloro pasó muchas horas revisando cinecoronarioangiografías y estudiando la anatomía de las arterias coronarias y su relación con el músculo cardíaco en el laboratorio del Dr. Sones, el padre de la arteriografía coronaria, que tenía la colección más importante de cineangiografías de los Estados Unidos.

Allí comenzó a hacer sus primeros acercamientos a la técnica, que recién para 1970 se estandarizaría como bypass y sería publicada con sus especificidades en revistas especializadas de los Estados Unidos y explicada en profundidad en su libro de 1970 el «Tratamiento Quirúrgico de la Arteriosclerosis Coronaria».

Antes del bypass, los cardiólogos recurrían a una técnica que conectaba la arteria aorta y el músculo cardíaco utilizando la vena safena, sin embargo Favaloro decidió unir la vena safena con el extremo más distante de la arteria coronaria obstruida «saltando» el bloqueo y obtuvo un éxito con esa nueva técnica que luego diversos estudios científicos demostraron que es efectiva.

A partir de este trabajo fundamental en su carrera, el prestigio de Favaloro trascendió los límites de Estados Unidos ya que el procedimiento cambió radicalmente el tratamiento de la enfermedad coronaria y permitió salvar millones de vidas en todo el mundo hasta hoy en día, ya que se calcula que sólo en los Estados Unidos se realizan unos 700.000 bypasses por año.

Como destacan desde la Fundación Favaloro, su aporte no fue casual sino el resultado de conocimientos profundos de su especialidad, de horas investigación y de intensa labor. Por sobre todo, Favaloro decía que su contribución no era personal sino el resultado de un equipo de trabajo que tenía como primer objetivo el bienestar del paciente. La Legislatura Porteña declaró que el 9 de mayo sea el día del cirujano cardiovascular.

Dejar respuesta