Vacaciones de invierno 2022: cinco lugares para visitar en la Argentina

0
23

El receso de invierno está a punto de comenzar en todo el país y muchas familias aprovecharán para viajar. Las variadas opciones para disfrutar del turismo.

Las vacaciones de invierno están próximas a comenzar. El próximo 18 de julio empezarán en la provincia de Buenos Aires y en Capital Federal, mientras que en algunas provincias las inician el lunes 11. Si estás pensando a donde ir, te traemos algunas opciones para que tengas en cuenta.

Desde el Trópico de Capricornio, en el Noroeste, hasta el Fin del Mundo y la puerta a la Antártida, la gran extensión de la Argentina ofrece una inmensa riqueza de paisajes, climas y sensaciones.

Ushuaia

Una pequeña ciudad, rodeada de montañas, bosques, lagos, faros e inmensurables paisajes, ubicada a orillas del Canal de Beagle. Cuando el invierno llega a Ushuaia se convierte en una ciudad mágica.

Sin duda, los tours en la nieve garantizan diversión para todas las edades. Con la nieve cualquiera se vuelve un niño, se puede construir muñecos de nieve, deslizarnos en culipatines por las bajadas con nieve, jugar a tirarnos con bolas de nieve, hay motos de nieve, trineos tirados por perros, caminatas con raquetas.

También podés disfrutar de un trekking al aire libre mientras caminamos por un bosque nevado. Paisajes increíbles que no podrás olvidar nunca.

Si te animás, también podés realizar esquí o snowboard, dos de los mejores deportes de invierno que podés disfrutar en el Cerro Castor, uno de los mejores centros de esquí de Sudamérica, a 30 km de Ushuaia.

Es el centro de esquí que tiene la temporada más larga de todos los centros de Sudamérica, dura desde fines de junio hasta principios de octubre. Durante la temporada de invierno, el centro de esquí recibe a miles de turistas en sus pistas de diferentes niveles de dificultad.

Concentra la mejor calidad de nieve por su posición geográfica, Cerro Castor está ubicado en una ladera sur y mantiene temperaturas entre -5 y 5 grados promedio. Tiene 8 puntos gastronómicos para cada gusto del visitante, varias pistas y medios de elevación.

Poseé pista de esquí de fondo y pista de patinaje sobre el hielo. Podés visitar este centro de esquí como peatón y subir a una de las aerosillas que llega hasta un restaurante confitería de la cota 480.

Y para finalizar tenés la posibilidad de volar en helicóptero hasta la cima de la Cordillera de los Andes y, una vez allí, brindar con champán, una experiencia única sin dudas.

Bariloche

Apenas se llega a San Carlos de Bariloche, uno de los lugares de invierno más turísticos de Argentina por sus propuestas para todas las temporadas, edades y presupuestos, conviene recorrer las reservas, bosques, montañas y lagos del Parque Nahuel Huapi.

Los principales centros (Cerro Catedral, Tronador, Otto o López) ofrecen esquí, heliesquí, esquí nórdico, trekking y travesías en 4×4. Además, las pistas cuentan con miradores, bares, cervecerías y refugios a lo largo de todo el camino para calmar el cansancio por un rato y maravillarse con las postales que ofrecen sus ventanales.

Si hablamos de gastronomía, San Carlos de Bariloche tiene una gran variedad de propuestas donde se destacan sus delicados sabores, tal vez producto de la influencia de la basta cantidad de inmigrantes provenientes principalmente de Suiza y Alemania. La gastronomía en este maravilloso destino seguro los va a sorprender, otros imperdibles son el famoso cordero patagónico y el ciervo a la cazadora.

El chocolate es un clásico de Bariloche, sin dudas que este producto es la estrella del destino. En la actualidad existen unas 10 fábricas de chocolate artesanal, las cuales podrás visitar, degustar rico chocolate, y comprar todo el chocolate que desees.

El Calafate

A orillas del Lago Argentino está El Calafate, una ciudad con hermosos atardeceres, montañas y cerros que es también la puerta de entrada al Parque Nacional Los Glaciares. Este último, con sus 2600 km2 de hielo que pueden visitarse con excursiones en barco, cabalgatas y trekking, es uno de los Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO.

La gran estrella es el Glaciar Perito Moreno, una pared de más de 60 metros de altura y 5 kilómetros de frente que podremos tener a corta distancia, permitiéndonos escuchar los ensordecedores desprendimientos de hielo que ocurren durante todo el día. ¡Un espectáculo de la naturaleza! Además, para una experiencia de lujo se pueden hacer cruceros gourmet con comidas de autor recorriendo glaciares como el Spegazzini, el Seco y el Upsala.

En lo que respecta a la gastronomía sin dudas tenés que probar el cordero patagónico, las carnes a la parrilla de las estancias aledañas, algunas ofrecen experiencias completas con cabalgata, cordero, mates y tortas fritas.

Mendoza

Más al norte está Mendoza, donde se puede esquiar (en Las Leñas o Los Penitentes) o sentir la adrenalina del rafting, el senderismo y las cabalgatas en el Aconcagua, el punto más alto de la Tierra fuera del Sistema de los Himalayas. Pero acá también es posible disfrutar de un turismo de relax, días de spa y parques de agua en las Termas de Cacheuta para descansar.

Además de sus increíbles paisajes entre lagos y montañas, la provincia de Mendoza ofrece en invierno un abanico amplio de opciones para aquellos con ganas de conocer lugares lindos y combinar con buena comida, nieve y mucho más. Y no podés irte de Mendoza, sinónimo de vinos, sin antes hacer un tour de bodegas con catas de barril de algunos de los mejores vinos del mundo. La mayoría de esas opciones ofrecen comidas de primer nivel.

Cualquiera sea el destino, la recomendación siempre es la misma: desconectar de la rutina y dejarse abrazar por el invierno argentino.

Villa la Angostura

Más que una ciudad, Villa La Angostura puede considerarse un pequeño pueblo, con sus cabañas de madera y un aire a los Alpes europeos. La calle principal es la Avenida Arrayanes y está llena de tiendas, cafeterías y restaurantes de lo más animados de la ciudad. Este lugar es muy elegido para los amantes de la naturaleza, el principal lugar para visitar, sin dudas, el Parque de los Arrayanes ocupa toda la península de Quetrihué, cubierta de un espeso y bonito bosque en el que abundan los arrayanes, de ahí el nombre del parque. Es posible recorrerla a pie haciendo un sendero de unos 12 kilómetros (solo ida).

Además de poder visitarlo caminando, podés hacer algún tour para ver el bonito Bosque de Arrayanes. Estos tours comprenden la navegación por el lago Nahuel Huapi y salen de los embarcaderos de las bahías Mansa y Brava, hay varias frecuencias al día y puedes combinar ambas actividades.

Dejar respuesta