San Miguel volvió a ganar y estiró su invicto como local a 28 partidos

0
1526

La víctima de turno fue Atlanta. El conjunto de Zermatten se vuelve invencible en el Complejo Olímpico de Los Polvorines. Con esta victoria el trueno verde quedó a seis puntos del líder y se mete en la pelea por el campeonato.

Da la sensación que aquel equipo que pueda llevarse el triunfo en cancha de San Miguel tendrá que pelear bastante. Más de lo pensado. Es que en el Complejo Olímpico de Los Polvorines el equipo local se hace fuerte, invencible. Ni siquiera jugando mal se queda sin sumar. El conjunto de Zermatten sabe jugar a la perfección con la diferencia a favor y mucho más de local. Y esta cualidad juega a favor en los jugadores del verde y en contra en la mente de los rivales.

Desde el inicio el conjunto bohemio salió a buscar el partido. Fue protagonista y dominó a San Miguel desde el minuto cero. Un remate cruzado de Bettini y un cabezazo de Ochoa Giménez que pegó en la mano de Agorreca y generó las dudas y reclamos en el visitante. fue claro penal que el árbitro no observó.

Cerca de los 32 minutos San Miguel encontraría la diferencia. Centro al área de Atlanta y el anticipo de Agorreca fue crucial para vencer a Lugo y marcar el 1 a 0 a favor. Después del gol el equipo local manejó la pelota y terminó mejor parado. Es más, pudo irse con una ventaja mayor. Gracias al travesaño y  la buena reacción del arquero visitante hicieron que la ventaja no fuese de 2 goles.

El segundo tiempo Atlanta entendió que tenía que salir a buscar el partido. Tomó el protagonismo y supo dominar el balón. Sin embargo San Miguel se replegó muy bien y no paso sobresaltos. Los de Villa Crespo desesperados por llegar a la igualdad dejaron espacios para la contra del verde. El partido se hizo interesante pero por errores propios y ajenos la diferencia se mantuvo a favor del equipo local. San Miguel detuvo el envión ganador de Atlanta y ratificó que en su estadio, aquel que quiera llevarse los 3 puntos, tendrá que dejar el alma. No por nada lleva 28 partidos invicto como local y sueña, sin querer, con pelear el torneo.

 

Dejar respuesta